Roberto Jiménez afirma que "algunas de las actitudes de Barcina están bastante alejadas del PSN"

PAMPLONA, 17 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSN, Roberto Jiménez, afirmó hoy que "algunas de las actitudes" de Yolanda Barcina, candidata a presidir UPN en el congreso que se celebra el domingo, "están bastante alejadas de los parámetros del PSOE y del PSN" y añadió que los socialistas no pueden "olvidar claros acercamientos de Yolanda Barcina a la derecha más extrema, aquella de Bush, Aznar, Rajoy o De Cospedal". "Tendrá que demostrar con hechos y con actitudes que no es así", aseguró.

El dirigente socialista se pronunció así, a preguntas de los periodistas, sobre la que previsiblemente será sucesora de Miguel Sanz en la Presidencia de UPN. Jiménez afirmó que a Miguel Sanz le reconoce que "cuando ha antepuesto los intereses de la Comunidad foral a los intereses del Partido Popular ha sido un poco mejor de lo que era en el pasado cuando estaba vinculado al PP".

Preguntado sobre si la relación con Barcina será distinta a la que mantiene con Sanz, el dirigente socialista señaló que la alcaldesa de Pamplona "no es una estrella del rock and roll, va a ser simplemente la presidenta de UPN y a lo largo de los próximos dos años el presidente del Gobierno va a ser Miguel Sanz, y los cauces y la interlocución la vamos a mantener con el presidente Sanz". "Barcina tendrá que ganárselo", dijo, para añadir que es la alcaldesa de Pamplona y le tiene "mucho respeto".

Jiménez interpeló directamente a la alcaldesa de Pamplona para preguntarle "dónde va a orientar su voto" en las próximas elecciones europeas. "¿Lo va a orientar al Partido Popular o al Partido Socialista? ¿O acaso no tiene proyecto europeo y entonces no orienta el voto hacia ningún lado?. Y no vale decir que el voto es secreto, porque a los políticos se nos exige por encima de todo sinceridad y transparencia, y no dar rodeos dialécticos", dijo.

Además, preguntó a Barcina "con quién quiere entendimientos en el futuro, con el Partido Socialista o con el Partido Popular, y no vale decir que con los dos, eso es sencillamente imposible".

Por otra parte, Jiménez señaló que la alcaldesa de Pamplona "ha dicho que en el pasado tuvo conmigo una magnífica relación personal y política", pero advirtió de que "eso es pasado". "A Barcina le gusta jactarse del pasado. Los problemas de los navarros no se resuelven con cuestiones de amistades personales. Yo procuro llevarme bien con todo el arco parlamentario, pero los problemas de Navarra se resuelven desde proyectos ideológicos y yo no observo proyecto ideológico, porque no observo soluciones", afirmó.

Roberto Jiménez insistió en que "a Barcina sólo le gusta hablar de pasado, porque es pasado". "Yo hablo de futuro, de los problemas de la gente, de los desempleados, de los retos de la sociedad navarra. ¿Le han oído hablar a Barcina en algún momento de esto? Yo no", dijo.

Por ello, expuso que le "preocupa que haya un liderazgo en el primer partido de la Comunidad actualmente al que no le preocupen los problemas de la sociedad navarra, que le preocupen más cuestiones relacionadas con el poder, pero al servicio propio, no al servicio de la Comunidad foral".