Comunidad cerrará la discoteca Heaven si el informe toxicológico confirma el abundante consumo de drogas en su interior

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) La Comunidad de Madrid cerrará la discoteca Heaven Palace si el informe toxicológico que ha de remitirle la Policía confirma el abundante consumo de drogas en su interior, detectado durante una redada policial efectuada la madrugada del lunes. Para ejecutar el cierre y la multa, el Gobierno regional, siguiendo la Ley de Espectáculos Públicos, espera el informe toxicológico que confirme que entre las 200 dosis de estupefacientes incautadas el pasado miércoles había cocaína, éxtasis líquido, 'popper' o hachís. "Se aplicará el máximo rigor en esta actuación", afirmó a Europa Press un portavoz del departamento que dirige Francisco Granados. Concretamente, en la operación conjunta de Policía Nacional y Municipal se requisó 160 papelinas de cocaína y éxtasis, 60 botes de 'popper', seis trozos de hachís, 31 pastillas de éxtasis, 10 botes de 'speed' con difusor, tres botes de éxtasis líquido, cuatro bolsas de marihuana, cuatro porros y cinco envases distribuidores de marihuana. Además, se dictaron 21 actas por consumo y/o tenencia de estupefacientes. Además, de caso de confirmarse la veracidad de estas sustancias en el laboratorio, la Comunidad también podría imponerle la multa correspondiente a este caso, que dependerá de si en la actuación policial detectó sólo tenencias o consumos. La multas varías entre los 3.000 y los 300.000 euros para el propietario de la sala. Por otra parte, los agentes levantaron un acta por armas y otra por exceso de aforo, ya que en ese momento llenaban el local más de 700 personas, cuando sólo está autorizado para 550 personas, según la licencia de funcionamiento. En este aspecto, es el Ayuntamiento el competente para sancionar esta irregularidad. En cambio, la Consejería de Presidencia e Interior, concretamente la Dirección General de Seguridad, es la encargada de regular y sancionar los casos de la venta de alcohol a menores o relacionadas con estupefacientes. De hecho, la Comunidad ordenó hace unos meses el cierre de varios locales por el mismo motivo en Alcorcón.