Comunidad cerrará la discoteca Heaven si el informe toxicológico confirma el abundante consumo de drogas en su interior

El PSOE pide al Ayuntamiento que se "tome en serio" las inspecciones y pide saber cuándo clausurará este local MADRID, 13 (EUROPA PRESS) La Comunidad de Madrid cerrará la discoteca Heaven Palace si el informe toxicológico que ha de remitirle la Policía confirma el abundante consumo de drogas en su interior, detectado durante una redada policial efectuada la madrugada del lunes. Para ejecutar el cierre y la multa, el Gobierno regional, siguiendo la Ley de Espectáculos Públicos, espera el informe toxicológico que confirme que entre las 200 dosis de estupefacientes incautadas el pasado miércoles había cocaína, éxtasis líquido, 'popper' o hachís. "Se aplicará el máximo rigor en esta actuación", afirmó a Europa Press un portavoz del departamento que dirige Francisco Granados. Concretamente, en la operación conjunta de Policía Nacional y Municipal se requisó 160 papelinas de cocaína y éxtasis, 60 botes de 'popper', seis trozos de hachís, 31 pastillas de éxtasis, 10 botes de 'speed' con difusor, tres botes de éxtasis líquido, cuatro bolsas de marihuana, cuatro porros y cinco envases distribuidores de marihuana. Además, se dictaron 21 actas por consumo y/o tenencia de estupefacientes. Además, de caso de confirmarse la veracidad de estas sustancias en el laboratorio, la Comunidad también podría imponerle la multa correspondiente a este caso, que dependerá de si en la actuación policial detectó sólo tenencias o consumos. La multas varías entre los 3.000 y los 300.000 euros para el propietario de la sala. Por otra parte, los agentes levantaron un acta por armas y otra por exceso de aforo, ya que en ese momento llenaban el local más de 700 personas, cuando sólo está autorizado para 550 personas, según la licencia de funcionamiento. En este aspecto, es el Ayuntamiento el competente para sancionar esta irregularidad. En cambio, la Consejería de Presidencia e Interior, concretamente la Dirección General de Seguridad, es la encargada de regular y sancionar los casos de la venta de alcohol a menores o relacionadas con estupefacientes. De hecho, la Comunidad ordenó hace unos meses el cierre de varios locales por el mismo motivo en Alcorcón. EL PSOE PIDE RESPUESTAS Por otra parte, el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, a través de su presidente y portavoz de Seguridad, Óscar Iglesias, ha registrado en el Consistorio una nueva petición de información para conocer la situación y las posibles actas de infracciones de la discoteca Heaven, además de instar al equipo de Alberto Ruiz-Gallardón a que se tome "en serio" las inspecciones a los locales de ocio. "Hemos pasado de tener todo en regla a una inspección en este establecimiento en la que se descubre que hay exceso de aforo y actas por consumo de estupefacientes. Entonces no sabemos si estaba en un principio todo en regla o es que nunca la habían inspeccionado", señaló Iglesias en declaraciones a Europa Press. Después del tiroteo mortal, la Junta Municipal de Centro aseguró que la sala tenía la licencia de actividad y funcionamiento en regla desde 1981. El socialista registró ayer una nueva petición de información, remitida a la responsable del área de Coordinación Institucional, Patricia Lázaro, ya que no obtuvo respuesta de la presentada el 12 de enero, cuando se produjeron los sucesos que acabaron en dos muertes. En esta nueva comunicación el PSOE pregunta también cuándo se va a clausurar el local. En la primera solicitud de información pedían una copia de las licencias de actividad y funcionamiento del Heaven y una relación detallada de actas de infracciones suscritas por la Policía Municipal por posibles deficiencias en licencias, denuncias por ruidos, conflictos o exceso de aforo. También solicitaron una relación detallada de los expedientes sancionadores instruidos en base a las actas de infracción de la Policía y las sanciones propuestas e impuestas. La normativa municipal establece que las solicitudes de información se tienen que presentar en un plazo de cinco días desde aquel en el que la petición llega al registro. La opción que le queda a la oposición si este plazo no se cumple es recurrir a un contencioso-administrativo, que podría resolverse en un periodo de varios años. "Creemos que el Ayuntamiento de Madrid se tiene que tomar más en serio el tema de la seguridad y la inspección de los locales y, siguiendo las normativas, debería clausurar el establecimiento. También pedimos la revisión, y no sólo en una rueda de prensa, efectiva y diaria de lo que está pasando en los locales de ocio de la ciudad", declaró Iglesias. El portavoz socialista de Seguridad dijo que el Ayuntamiento debe inspeccionar con más celo los locales de ocio porque "no se sabe si hay locales de ocio que están abiertos y parece que cumplen y no tienen sanciones porque no se hacen las inspecciones o que cuando hay inspecciones se descubren las cosas pero siguen abiertos por la desidia municipal".