Condenan a 36 años de cárcel a los miembros de una red que alijó 2,3 toneladas de hachís en Mojácar

ALMERÍA, 16 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a un total de 36 años de prisión a nueve integrantes de una red dedicada al narcotráfico de hachís desde Marruecos, a los que detuvo la Guardia Civil en una operación desarrollada en el litoral de Mojácar y que se saldó con la aprehensión de 2.240 kilos de hachís.

La sentencia de la Sección Segunda, a la que tuvo acceso Europa Press, señala a Zouhir E.H., Sahid S., Kaddouri A., Karim B., Miloud B., Hakim B.; Mouhamed F., Mouhammed Z. y Abdelkader I. como autores de un delito contra la salud pública y les impone la pena de de cuatro años de prisión interesada por el fiscal y con la que los acusados mostraron su conformidad ante del inicio de la vista oral.

Los nueve ciudadanos marroquíes, de entre 18 y 35 años y residentes en El Ejido, Salou (Tarragona) y San Feliu de Guixols (Girona), participaron en el alijó de 2,2 toneladas de hachís detectado por el Servicio Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) en la madrugada del 1 de marzo de 2008 en las inmediaciones de la playa de La Mena, en el término municipal de Mojácar.

El rádar localizó pasadas las 05,20 horas la presencia de una embarcación neumática que, con las luces apagadas en motor en ralentí, intentaba arribar al litoral desde su posición a 14 millas del paraje carbonero de Mesa Roldán. El dispositivo permitió rastrear el rumbo, por lo que las patrullas en tierra acudieron al arenal donde debía producirse la descarga de 78 fardos de droga.

Ocho de los acusados esperaban en la playa la llegada de la zodiac cuando la Guardia Civil les sorprendió y abortó el traslado de la mercancía desde la embarcación, que logró emprender la huida. El patrón era detenido apenas un día después por un agente de paisano que le recogió en su vehículo cuando éste realizaba 'autostop' por una carretera comarcal de la zona.

Al ser interrogado sobre el porqué de sus ropas mojadas, el cabecilla de la trama alegó que acababa de arribar en patera a la costa pese a lo cual, y ante la sospecha de que estuviese implicado en el alijo, procedió a su arresto y traslado hasta el acuartelamiento de Carboneras.