Destruyen marihuana en una operación que busca a un grupo armado en Paraguay

  • Asunción, 10 feb (EFE).- Las fuerzas conjuntas de militares y policías paraguayos desplegadas hace cuatro semanas en el centro y noreste de Paraguay para perseguir a un grupo armado destruyeron 8.900 kilos de marihuana y 400 hectáreas de esa droga, anunció hoy el ministro de Interior, Rafael Filizzola.

Destruyen marihuana en una operación que busca a un grupo armado en Paraguay

Destruyen marihuana en una operación que busca a un grupo armado en Paraguay

Asunción, 10 feb (EFE).- Las fuerzas conjuntas de militares y policías paraguayos desplegadas hace cuatro semanas en el centro y noreste de Paraguay para perseguir a un grupo armado destruyeron 8.900 kilos de marihuana y 400 hectáreas de esa droga, anunció hoy el ministro de Interior, Rafael Filizzola.

La operación, que se centra en el departamento de San Pedro, centro, y abarca además los de Concepción y Canindeyú, ambos en la frontera con Brasil, ha aumentado "la presencia del Estado" en esas regiones, afirmó Filizzola.

El ministro precisó en rueda de prensa que los 8.900 kilos de marihuana incautada equivalen a 89.000 dólares de pérdida para los traficantes y las 400 hectáreas un perjuicio de 12 millones de dólares, además del decomiso de 13 vehículos, armas de fuego y la destrucción de 15 campamentos y equipos empleados para prensar la hierba.

Filizzola, quien acompañó hoy al jefe de Estado, Fernando Lugo, en su rueda de prensa semanal, indicó que fueron allanadas un total de 15 viviendas y que fueron detenidas 32 personas, muchas de ellas con órdenes de busca y captura por diversos delitos.

Esas operaciones fueron ejecutadas dentro de las investigaciones abiertas tras el ataque perpetrado por el denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) a un puesto militar que era custodiado por uno de los tres soldados designados en un destacamento de Tacuatí, en San Pedro.

El grupo armado atacó el puesto castrense la noche del 31 de diciembre y se dio a la fuga después de incendiar el recinto, del que robaron dos ametralladoras y dos cargadores con 90 proyectiles, así como uniformes y chalecos antibalas.

En San Pedro y Canindeyú, así como en otras regiones que hacen frontera con Brasil, operan organizaciones dedicadas al cultivo de marihuana, tráfico de cocaína, de autos robados, y el contrabando, entre otros.

El pasado domingo, funcionarios de aduanas, apoyados por la Policía, se incautaron de alrededor de 7.000 cajas de cigarrillos de un depósito clandestino situado en Pindoty Porá, en Canindeyú, en la línea fronteriza con el estadio brasileño de Mato Grosso do Sul.

También fueron decomisados siete camiones de gran porte en los que trasladaron el cargamento a Asunción.

"Uno de los ciclos más evidentes del combate de nuestro Gobierno contra los ilícitos es la incautación del cargamento de cigarrillos que aguardaba cruzar la frontera para ser comercializado ilegalmente en Brasil", afirmó Lugo en la conferencia de prensa.

El jefe de Estado destacó que más que el valor comercial de la mercancía, estimada en 600.000 dólares, "lo que importa remarcar es que vamos a tocarle el oxígeno con renovadas fuerzas a aquellos que quieran usar la frontera para sus actos ilícitos".

"Todo el mundo conocía este tipo de procedimientos ilícitos y hasta hoy no se ha hecho lo suficiente para detener esta ilegalidad, porque contaba con la complicidad de autoridades y funcionarios de la frontera", aseveró Lugo.