Disminuye el consumo de alcohol, tabaco y cannabis desde 2001 y se retrasa la edad de inicio, según un estudio

El tabaco y el alcohol son las sustancias cuyo consumo se inicia antes, a los 16,2 años y a los 16,3, respectivamente

PALMA DE MALLORCA, 06 (EUROPA PRESS)

El consumo de alcohol, tabaco y cannabis se ha reducido considerablemente en Baleares desde 2001, mientras que se ha retrasado la edad de inicio en la ingesta de estas sustancias, según revela como principales conclusiones la Encuesta Domiciliaria sobre el Alcohol y Drogas en España 2007, elaborada por el Govern y presentada hoy por la directora general de Salud Pública y Participación, Margalida Buades.

Tal y como destaca el estudio en base a 936 entrevistas a ciudadanos de entre 15 y 64 años, el consumo de tabaco se ha reducido en un 7,2 por ciento desde 2001, ya que en la actualidad el 38,6 por ciento de la población admitió haber fumado en el último mes previo a la encuesta. Asimismo, un 71,6 por ciento de los encuestados reconoció haberlo consumido alguna vez en la vida -el 76,1 por ciento en el caso de los hombres y el 67,9 por ciento en las mujeres-.

En relación con el alcohol, su ingesta ha disminuido en un 2,4 por ciento, hasta el 58,8 por ciento de prevalencia, constituyendo la sustancia psicoactiva más consumida. En concreto, el 91,3 por ciento de los encuestados admite haberlo ingerido alguna vez en la vida, mientras que el 15,9 por ciento lo bebe diariamente. Además, el 11 por ciento reconoce haber tomado cinco o más copas en la misma ocasión -el 8,2 por ciento en el caso de los menores de edad-.

En este sentido, la directora general resaltó en base a la encuesta que este exceso de consumo se concentra entre los 15 y los 44 años, al tiempo que subrayó que el 2,1 por ciento de la población entrevistada presentó un patrón de consumo de riesgo, que supone el consumo medio diario de más de 50 centilitros en los hombres y de 30 en las mujeres. Así, el 2,6 por ciento de los hombres son considerados "bebedores de riesgo", frente al 1,8 por ciento de las mujeres.

La encuesta también hace referencia al cánnabis, sobre el cual destaca que también se ha reducido su consumo, en un 5,6 por ciento, hasta situarse en un 7,5 por ciento de prevalencia en 2007. Tal y como subrayó la directora general, se trata de la droga ilegal más consumida, que ha sido probada alguna vez por el 31,3 por ciento de los entrevistados, mientras que la cocaína se situó en segundo lugar en cuanto a su ingesta, aunque en este caso el consumo aumentó ligeramente en un 0,5 por ciento y el 8,9 por ciento reconoce haberla ingerido alguna vez.

A su vez, son los hombres quienes consumen cocaína en mayor proporción (12,7 por ciento de los encuestados) frente al 5,8 por ciento de las mujeres. Asimismo, el consumo se concentra en los grupos de edad más jóvenes. En relación con otras sustancias -éxtasis, alucinógenos y anfetaminas-, la prevalencia se mantiene baja y en el caso de la heroína se sitúa a un nivel muy bajo.

INICIO EN EL CONSUMO DE ALCOHOL Y TABACO

Por su parte, la coordinadora del Plan de Adicciones y Drogodependencias de Baleares, Elena Tejera, explicó en el mismo acto que el tabaco y el alcohol son las sustancias cuyo consumo se inicia antes (a los 16,2 años y a los 16,3, respectivamente), frente a los somníferos, que se sitúan en el extremo contrario -38,6 años-. También destacó que las sustancias ilegales percibidas como más accesibles por la población continúan siendo el cánnabis (46,9 por ciento) y la cocaína (37,9 por ciento) en todos los grupos de edad.

Tejera consideró que uno de los datos "más alarmantes" extraídos de la encuesta radica en la elevada ingesta de alcohol entre menores, "relacionada con los patrones sociales de consumo y su participación en fiestas y botellones". No obstante, destacó que las acciones propuestas más valoradas por los entrevistados para hacer frente a esta situación son la educación sobre las drogas en la escuela, el control policial y de aduanas, el tratamiento voluntario a los consumidores, las campañas publicitarias sobre el riesgo de las drogas y las leyes estrictas contra estas sustancias.