El 47 por ciento de los jóvenes de Baleares son fumadores pasivos

PALMA DE MALLORCA, 25 (EUROPA PRESS)

El 47,7 por ciento de los jóvenes de Baleares son fumadores pasivos, ya que conviven con una persona consumidora de tabaco, mientras que el porcentaje global de fumadores en todas las islas se sitúa en el 27 por ciento ciento de la población, dato correspondiente al año 2006 que contrasta con el 29,2 por ciento de personas que afirmaba fumar en 2001.

Así se desprende de los datos de la Encuesta de Salud de Baleares de 2006, a cuyos datos aludió hoy la presidenta de la Sociedad Balear de Medicina Familiar y Comunitaria (SBMFiC), Rosa Duro, durante la presentación de la X Semana sin Humo que se desarrollará desde hoy y hasta el próximo domingo, en la que se hará especial incidencia en los fumadores pasivos, ya que 6.300 personas mueren en España como consecuencia de este tipo de tabaquismo.

En concreto, el 33 por ciento de los hombres de las islas fuma frente al 20 por ciento de las mujeres, mientras que la cifra de personas ex fumadoras es del 18 por ciento y de quienes nunca han fumado es del 51,6 por ciento. Asimismo, Duro señaló que la edad de inicio en el consumo de tabaco se sitúa en los 17 años, de acuerdo a la Encuesta de Salud, aunque otros estudios apuntan a los 13 años.

Tal y como explicó en referencia a la X Semana sin humo, cuyo lema es 'La vida sin humo sabe mejor' y está organizada por la SemFYC con la colaboración de la Conselleria de Salud y Consumo, se emplazará a unos 25.000 médicos de cuarenta centros sanitarios de Mallorca, seis de Ibiza y cinco de Menorca que inicien durante estos siete días entre cinco y diez tratamientos de deshabituación, aseverando que el tabaco es en la actualidad "el gran reto de los países occidentales".

El acto central de esta Semana se celebrará el próximo sábado, con la instalación de una carpa en la Plaça Major, con una mesa informativa en la que se sensibilizará a la población sobre los efectos que provoca el tabaquismo en la salud.

REFORMA DE LA LEY ANTITABACO

Por su parte, el conseller de Salud, Vicenç Thomàs, recordó que, tal y como se conoció la semana pasada, el 71 por ciento de los españoles son partidarios de reformar la actual Ley Antitabaco para prohibir fumar en todos los espacios públicos, incluidos bares y restaurante, de acuerdo a una encuesta realizada por SemFYC a casi 4.000 ciudadanos. En este sentido, preguntado por las actuaciones que podría realizar Baleares al respecto, puntualizó que las islas no tienen competencias de cara a reformar la normativa y "no se pueden dar pasos más allá de esta Ley".

Thomàs manifestó asimismo que el tabaquismo representa uno de los problemas "más graves" de salud pública a escala mundial, con un coste elevado de muertes prematuras y evitables, y en enfermedades e incapacidades totales o parciales. Según señaló, es causa de un total de 29 enfermedades y, de todas las muertes atribuibles al tabaquismo, los tumores malignas ocupan el primer lugar, con el 43,2 por ciento; las enfermedades del aparato circulatorio (33,7 por ciento), y las enfermedades respiratorias (23,1 por ciento).

Otro de los datos que aportó el conseller señala que el 50 por ciento de las personas que mueren por causas de tabaco ven disminuida su esperanza de vida unos 20 años, al tiempo que apuntó que las muertes por tabaco son más numerosas que las producidas por drogas ilegales, sida o accidente de tránsito. De este modo, de cada 1.000 muertes en España, 142 se deben al tabaquismo, 20 a accidentes de tránsito, 2 debido al sida y 1 por el consumo de drogas ilegales.