El CSIC identifica restos de drogas en el aire

MADRID (Reuters) - Un equipo de científicos españoles ha desarrollado un método de análisis del aire que detecta la presencia de drogas, lo que podría permitir conocer la evolución de su consumo en la población, informó el miércoles el CSIC en un comunicado.

El equipo analizó hasta 17 compuestos presentes en cinco clases de drogas - cocaína, anfetaminas, opiáceos, cannabinoides y ácido lisérgico - en muestras de aire recogidas en Madrid y Barcelona y detectaron en todas las muestras niveles de cocaína y de un cannabinoide, el tetrahidrocanabinol (THC).

En un estudio publicado en la revista Analytical Chemistry, los científicos, dirigidos por Damià Barceló y Xavier Querol, creen que su método podrá constituir una herramienta para conocer la evolución del consumo de drogas en la población de forma rápida y anónima.

Los resultados no son representativos del conjunto de la ciudad porque la medición se hizo en zonas muy concretas, porque el objetivo era afinar el método de análisis.

Además, las concentraciones son muy bajas y no suponen un problema para la salud, afirman.

"Ni viviendo 1.000 años llegaríamos a consumir el equivalente a una dosis de cocaína por respirar este aire", dijo en un comunicado la investigadora del CSIC Miren López de Aldadel.

El nivel más alto detectado es de cocaína - en concentraciones de 29 a 850 picogramos por metro cúbico de aire (un picogramo es la billonésima parte de un gramo).

En Madrid también se detectó presencia de heroína - 143 picogramos por metro cúbico. Los científicos atribuyen esto a que el lugar de medición estaba situado cerca de un barrio donde hay un potencial comercio de drogas y próximo a un edificio en ruinas donde creen que se puede consumir esta droga.

El estudio también detectó un incremento en la concentración durante los fines de semana.