El miércoles se juzgará en Toledo a dos hombres sorprendidos con cocaína y hachís en Talavera y Camuñas

TOLEDO, 22 (EUROPA PRESS) La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo acogerá el próximo miércoles, día 25, la celebración de dos juicios contra dos acusados de sendos delitos contra la salud pública, tras ser sorprendidos con distintas drogas en Talavera de la Reina y Camuñas. Según la calificación del Fiscal, a la que ha tenido acceso Europa Press, el primero de los juicios comenzará a las 10.00 horas, y tendrá como protagonista a Ángel F.R., que sobre el día 15 de julio de 2006, sobre las 00.40 horas, fue parado por agentes de la Guardia Civil en la carretera CM-4100, en Talavera de la Reina (Toledo). Al infundirle a los agentes la sospecha de que este hombre pudiera portar sustancias estupefacientes se le cacheó, ocupándole dentro de la ropa interior, junto a los genitales, 18 bolsitas de cocaína con un peso de 10,43 gramos, con una riqueza media expresada en cocaína base del 29,7 por ciento y trozos de hachís con un peso de 2,03 gramos, así como 50,70 euros procedentes de la venta de sustancias estupefacientes. La droga intervenida podría alcanzar un valor de 754,77 euros en el mercado ilícito. El acusado utilizaba el vehículo intervenido para llevar a cabo su actividad de distribución de sustancias estupefacientes. El Ministerio Público pide seis años de prisión y el pago de una multa de 2,264 euros para el acusado, como autor de un delito contra la salud pública, y el decomiso de la droga intervenida, así como del dinero, los 50,70 euros y el vehículo de su propiedad. Por otra parte, a partir de las 10.30 horas, se juzgará también en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, a José Gregorio C.Q., por un delito contra la salud pública por el que el Fiscal solicita la pena de cuatro años de prisión y el pago de una multa de 3.365,16 euros. Los hechos en este caso ocurrieron sobre las 1,25 horas del día 20 de septiembre de 2007, cuando el acusado circulaba por la CM-42, a la altura de Camuñas, cuando fue sorprendido por la Guardia Civil transportando un bolso debajo del asiento delantero derecho, que contenía cocaína, con un peso de 13,78 gramos y una riqueza media en base del 36,9 por ciento, que habría alcanzado en el mercado ilícito el valor de 841,29 euros.