Gobierno vasco fomentará espacios sin humo para reducir los daños del tabaco, que causa 3.000 muertes al año en Euskadi

VITORIA, 29 (EUROPA PRESS)

El Gobierno vasco conmemorará este domingo el Día Mundial Sin Tabaco con el lema 'Espacios sin humo. Reservas de vida, respétalos', con el que pretende concienciar a los ciudadanos de la importancia poder disfrutar de ambientes libres de humo, dado que cada año fallecen en Euskadi cerca de 3.000 personas como consecuencia del tabaco. Por ese motivo, el Ejecutivo se ha comprometido a fomentar a lo largo de este año los espacios libres de humo de tabaco.

El Departamento de Sanidad y Consumo, a través de un comunicado, subrayó que las personas fumadoras tienen un mayor riesgo de mortalidad asociado al hábito de fumar, y que el consumo de tabaco es el principal factor causante de más de 25 patologías graves, como enfermedades cardiovasculares, respiratorias y tumores malignos.

La exposición involuntaria al humo ambiental del tabaco o tabaquismo pasivo es, según destacó la consejería, "otro serio problema de salud pública". Para este año, el departamento se ha marcado como objetivos fomentar los espacios sin humo en el ámbito privado y promocionar un ambiente libre de humos para las mujeres embarazadas y para sus hijos y familia en general, sobre todo en los primeros años de la vida de los bebés.

La consejería recordó que la Encuesta de Salud de 2007 indicaba que el 29 por ciento de los hombres y el 21 por ciento de las mujeres fuma habitualmente. La mayor proporción se da entre los 25 y los 44 años de edad. En la franja de los 16 a los 24 años es mayor la proporción de mujeres fumadoras que de hombres. Otro dato relevante de esta encuesta quinquenal es que la población con niveles socioeconómicos más desfavorecidos fuma con mayor frecuencia. A mayor nivel educativo se da un menor consumo de tabaco en ambos sexos, pero no existen diferencias entre hombres y mujeres universitarios.

A partir de los 45 años los hombres dejan de fumar en mayor porcentaje que las mujeres en todos los niveles educativos. El porcentaje de mujeres de 25 a 44 años con estudios secundarios y universitarios que dejan de fumar es mayor que el de los hombres de estas características. El porcentaje de ex fumadoras y ex fumadores de la franja de edad citada es igual, un 13 por ciento.

DEJAR EL TABACO

El año 2007, el 29,1 por ciento de las mujeres y el 25,7 por ciento de los hombres fumadores intentaron abandonar el hábito, mientras que el 72 por ciento y el 65 por ciento, respectivamente, mostraron su deseo de abandonar el tabaco. Además, el 18 por ciento de los hombres y el 16 por ciento de las mujeres declararon que en casa estaban expuestos al humo del tabaco a diario frecuentemente.

El Departamento de Sanidad mantiene desde hace años la oferta de deshabituación tabáquica integrada en la Atención Primaria, con el fin de acceder a toda la población.

El objetivo de estas acciones es reducir al máximo la mortalidad y las enfermedades generadas por consumo de tabaco. La consejería aseguró que "no ahorrará esfuerzos en buscar la reducción del tabaquismo y en concienciar a la población de las ventajas de vivir en espacios sin humo".