Incautados 1.500 kilos de hachís en el momento en el que iban a ser desembarcados en Isla Cristina

HUELVA, 15 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional de las Comisarías Provinciales de Málaga y Cádiz han interceptado un alijo de hachís de 1.500 kilos cuando los responsables de un grupo criminal organizado y especializado en su transporte, recepción y almacenaje pretendían introducirlo en España a través de la costa de Isla Cristina (Huelva) para a ser distribuida por la comunidad andaluza.

Según explicó el Ministerio del Interior en una nota, la droga iba empaquetada en 46 fardos, con un peso total aproximado de 1.500 kilos, procedía del norte de África y era transportada en una embarcación pesquera que fue intervenida durante el operativo policial en el que también resultaron detenidas dos personas pertenecientes a la organización.

La investigación se inició a finales del año pasado en torno a una organización especializada en las labores de transporte, recepción y almacenamiento de grandes cantidades de hachís provenientes de Marruecos.

En el marco de la investigación se identifica a J.A.G.A. como máximo responsable de la organización, residente en San Fernando (Cádiz) y se establece un dispositivo policial que da como resultado la detención de J.A.G.A. así como la de P.V.G. --que patroneaba la embarcación-- además de la aprehensión del hachís y la incautación de la barca, entre otros efectos.

La intervención policial se produjo el pasado día 21 en el momento en el que la embarcación era sacada del agua y antes de que la droga fuera trasladada al lugar de ocultación elegido. Durante la operación se ha llevado a cabo un registro domiciliario.

'MODUS OPERANDI'

Del puerto pesquero de Isla Cristina salía una barca simulando salir a pescar. Al mismo tiempo otra embarcación portando la sustancia estupefaciente partía de la costa atlántica marroquí para dirigirse a un punto convenido en alta mar donde se encontraban ambas embarcaciones y se producía el traspaso de la droga.

Una vez cargado con el hachís el pesquero se dirigía de nuevo al puerto de la localidad onubense donde entraba con el resto de las embarcaciones que venían de faenar. Los agentes intervinieron 1.500 kilogramos de hachís, una embarcación (utilizada para el transporte de la droga), aparatos de telefonía móvil, dos dispositivos de localización GPS, un emisor receptor, dos ordenadores, un automóvil, dinero en efectivo.