La Comunidad ordena el cierre de siete bares en Alcorcón por consumo de drogas

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid ha ordenado el cierre de siete bares situados en el casco urbano de Alcorcón por permisión y tolerancia en el consumo de sustancias prohibidas a instancias de las denuncias presentadas por la Policía Municipal tras realizar inspecciones en los locales.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, avanzó que el cierre tendrá lugar en las próximas horas y que afectará al bar Tánger, La Noche, Amsterdam, Las calles, Don Pollo, Don Rodrigo y Vizú.

A los locales se les impondrá una multa comprendida entre 30.000 euros y 300.000 euros y la clausura se prolongará durante seis meses y día. En el caso del bar Tanger, el cierre durará un año con motivo de la venta de alcohol a menores. Este local ya fue sancionado en mayo de 2008 por permitir el consumo de drogas con una clausura de seis meses y un día.

Los responsables de seguridad ciudadana de Alcorcón habían puesto de manifiesto la existencia de algunos locales en su localidad en los que era habitual el consumo de drogas, motivo por el que se remitieron las correspondientes denuncias de estos locales solicitando el cierre de los mismos.

En los últimos meses, el Ejecutivo autonómico ha ordenado el cierre de un total de 19 bares en Alcorcón y 5 en Leganés por permitir el consumo de estupefacientes, a los que se suman los siete que se cerrarán en las próximas horas.

"La Comunidad seguirá en esa línea. Quien no cumpla la Ley acabará con el local cerrado o con la multa correspondiente. Vamos a ser inflexibles a lo que a consumo de drogas se refiere", advirtió el consejero durante una visita a Colmenar de Oreja.

COMPETENCIA SANCIONADORA

La Dirección General de Seguridad e Interior, dependiente de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, ostenta la competencia sancionadora en materia de espectáculos públicos y actividades recreativas.

En este ámbito rige su actuación tratando de garantizar que la creciente demanda de actividades de ocio y disfrute del tiempo libre por parte de los ciudadanos de la región y de cuantos nos visitan, se lleve a cabo en las mejores condiciones y con todas las garantías para cuantos en ellos participan.

De este modo, se persiguen infracciones tales como el ejercicio de actividades diferentes a las que ampara la correspondiente licencia del local o establecimiento; la negativa u obstaculización de la labor inspectora de los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones; la permisión por parte de los responsables de los locales del consumo ilícito de drogas y sustancias estupefacientes en los mismos, o la venta y servicio de bebidas alcohólicas a menores de 18 años.

Estas infracciones administrativas pueden ser sancionadas con alguna de las siguientes sanciones: Multa comprendida entre 30.051 y300.506 euros; clausura del local desde seis meses y un día hasta dos años; suspensión o prohibición de la actividad o espectáculo desde seis meses y un día hasta dos años e inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos y actividades recreativas desde seis meses y un día hasta dos años.