La Guardia Civil se incauta de 4,2 toneladas de hachís en dos operaciones en el Guadalquivir

CÁDIZ, 25 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil informó hoy de la detención de tres personas y la intervención de 4.200 kilogramos de hachís en dos operaciones desarrolladas durante el fin de semana en el río Guadalquivir, con el apoyo del servicio de Vigilancia Aduanera.

En un comunicado, el Instituto Armado explicó que la primera de las actuaciones tuvo lugar sobre las 14,00 horas de ayer, cuando agentes de la Guardia Civil observaron una embarcación neumática navegando a gran velocidad hacia la desembocadura del río Guadalquivir desde mar adentro.

Así, dieron aviso a la patrullera 'Río Ulla' que tomó rumbo a la zona con el objetivo de interceptar la neumática. Además, se montó un dispositivo de rastreo que halló un total de 90 fardos de hachís --2.700 kilos-- que se encontraban ocultos entre la maleza y el lodo, junto a la ribera del río, en término municipal de Isla Mayor (Sevilla).

Según dijo, la embarcación no pudo ser interceptada ni localizada ya que, supuestamente, sería retirada u ocultada por los narcotraficantes antes de que fuese localizada por los agentes de la Guardia Civil o Vigilancia Aduanera.

Por otra parte, también en la jornada de ayer lograron abortar un alijo de 1.500 kilogramos de hachís. El Instituto Armado explicó que la operación se inició sobre las 18,00 horas, cuando los agentes de Trebujena (Cádiz) patrullaban junto al cauce del río cerca del término municipal de Lebrija (Sevilla).

De este modo, sorprendieron a los narcotraficantes en el momento en el que un grupo de personas traspasaba la droga de una embarcación a una furgoneta estacionada en las proximidades. Tanto el grupo de personas cómo los tripulantes de la embarcación, al percatarse de la presencia de la Guardia Civil, emprendieron la huida.

Por ello, montaron un dispositivo de búsqueda que logró localizar y detener a tres individuos presuntamente implicados en el alijo, todos ellos de la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, que fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.

La embarcación fue localizada varada y abandonada en tierra con un total de 20 bultos envueltos en sacos de arpillera. La furgoneta, que se encontraba estacionada junto al lugar del alijo abortado, había sido sustraída y contenía otros 30 fardos de iguales características. Así, la droga total sumó un peso de 1,5 toneladas.

Finalmente, la Guardia Civil indicó que ha logrado abortar un total de seis alijos de hachís en lo que va de mes en la zona del río Guadalquivir, con un total de 13.860 kilogramos incautados, seis embarcaciones intervenidas y 18 personas puestas a disposición judicial, aunque no se descartan nuevas detenciones al encontrarse las investigaciones abiertas.