La Mancha está madura para abordar una ampliación de la Ley del tabaquismo

Un 75 por ciento de no fumadores y un 43 por ciento de fumadores estaría de acuerdo con que no se permitiera fumar en restaurantes

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS)

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, aseguró hoy que la sociedad de Castilla-La Mancha está madura para abordar una posible ampliación de la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo que entró en vigor en España en 2006, según una encuesta de ámbito regional que ha elaborado su departamento sobre la opinión que tienen los castellano-manchegos de este problema de salud.

Así lo aseguró Lamata con motivo de la presentación de la encuesta, acompañado por los directores generales de Salud Pública y Ordenación y Evaluación, Berta Hernández y José Luis López, respectivamente. Según esa encuesta, dos de cada tres castellano-manchegos están a favor de que la prohibición de fumar se extienda al sector de la hostelería, es decir, que se impida fumar en restaurantes, bares o cafeterías y la mitad en pubs o discotecas.

Según la encuesta, teniendo en cuenta el hábito, un 75 por ciento de no fumadores y un 43 por ciento de fumadores estaría de acuerdo con que no se permitiera fumar en restaurantes; un 71 por ciento y un 35 por ciento, respectivamente, en bares o cafeterías, y un 59 por ciento de no fumadores y un 28 por ciento de fumadores, en pubs o discotecas.

Otro dato resaltado por el consejero es que un 63 por ciento de los castellano-manchegos considera que la ley ha sido eficaz para que se deje de fumar en los centros de trabajo, un 33 por ciento que haya menos humo en bares y restaurantes, un 30 por ciento que algunas personas dejen de fumar; y un 23 por ciento que algunas personas no empiecen a fumar.

Asimismo, ocho de cada diez encuestados considera que la entrada en vigor de esta norma contribuye a mejorar la salud, una opinión muy extendida entre los fumadores, ya que un 72 por ciento piensa así.

Por último, un 69 por ciento de las personas que fuma expresa su deseo de dejar de fumar, y un 52 por ciento de manera inmediata, y un 95 por ciento, prácticamente la totalidad de los encuestados, admite que estar expuesto al humo ambiental más de una hora diaria del tabaco perjudica la salud.

Para el consejero, de la encuesta se desprende que en los dos países con leyes más amplias en la prohibición del consumo de tabaco, el porcentaje de personas que fuman cada día con respecto a los datos de España --28,1 por ciento-- es siete puntos menos en Irlanda y cuatro menos en Italia.

Desde la Consejería de Salud y Bienestar Social se reforzarán las estrategias de prevención del tabaquismo, especialmente en el ámbito familiar y entre los adolescentes para evitar el inició del consumo de tabaco a edades tempranas y concienciar a la sociedad de lo beneficioso que es para la salud de la población espacios públicos libres de humo ambiental del tabaco.

La Consejería tiene en vigor el Plan de Prevención del Tabaquismo en Castilla-La Mancha 2003-2010 que lleva a cabo un abordaje integral de este problema de salud, en colaboración con los profesionales sanitarios y de salud pública, centros de enseñanza y asociaciones juveniles.

El responsable regional reiteró que el tabaquismo es el principal problema de salud pública en España, con unas 2.300 muertes al año en la región atribuibles al consumo de tabaco.

DATOS DE LA ENCUESTA

La encuesta ha sido elaborada por el Observatorio de Drogodependencia de la Fundación para la Investigación Sanitaria de Castilla-La Mancha, que depende del Gobierno regional. Han sido 1.600 entrevistas llevadas a cabo en abril de 2009 con una distribución provincial y un margen de error +2,5.

De sus resultados, destacar que un 25 por ciento de los encuestados fuma cada día, y un tres por ciento de manera ocasional. Un 21 por ciento es exfumador. Y un 51 por ciento, la mitad, nunca ha fumado.

De las personas que nunca han fumado, un 62 por ciento son mujeres y un 39 por ciento hombres y de las que fuman a diario, un 28 por ciento son hombres y un 22 por ciento mujeres. Respecto a los exfumadores, el porcentaje es de un 30 por ciento los hombres y un 13 por ciento las mujeres.

Por grupos de edad y comparando esta encuesta con los resultados de la Encuesta de Salud de Castilla-La Mancha de 2006, ha disminuido de manera significativa el consumo diario de tabaco en las edades comprendidas entre los 18 y 24 años, nueve puntos (38,1 por ciento en 2006 a 27 por ciento en 2009) y en el de 25 a 44 años, de 44,9 a 34 por ciento.

Por edad y sexo, los resultados son casi parejos en el consumo diario de tabaco entre los grupos de edad de 18 a 24 (29 por ciento los hombres y 24% las mujeres) y entre los 25 y 44 años (35 por ciento y 34 por ciento), debido a la incorporación en las dos últimas décadas de las mujeres al hábito tabáquico.