La Policía foral desarticula una red internacional de droga con 18 detenidos

  • Pamplona, 3 abr (EFE).- La Policía foral, en lo que supone su "operación más importante" hasta la fecha contra el narcotráfico, ha desarticulado una red internacional con la detención de 18 personas en varias comunidades españolas y en el extranjero, la intervención de 34,4 kilos de cocaína y de dos laboratorios en Navarra.

La Policía foral desarticula una red internacional de droga con 18 detenidos

La Policía foral desarticula una red internacional de droga con 18 detenidos

Pamplona, 3 abr (EFE).- La Policía foral, en lo que supone su "operación más importante" hasta la fecha contra el narcotráfico, ha desarticulado una red internacional con la detención de 18 personas en varias comunidades españolas y en el extranjero, la intervención de 34,4 kilos de cocaína y de dos laboratorios en Navarra.

Se trata de una red internacional de compra y distribución de droga que operaba en Levante, Valencia, Santander, Vizcaya y Navarra, de forma que entre los detenidos hay responsables de la organización pero también personas con las que contactaban para traer como "mulas" la droga del extranjero .

Así, cuatro de las detenciones se practicaron en el extranjero, de forma que un navarro fue arrestado en Suiza con 4 kilos de cocaína, y otros 3 navarros fueron detenidos en Portugal con 16 kilos de esta droga, mientras que otras siete personas fueron arrestadas en Valencia, tres en la Comunidad foral, dos en Cantabria y dos en Vizcaya.

Según ha informado en conferencia de prensa el comisario principal del área de Investigación de la Policía Foral, Juan José Salaberri, el grupo introducía droga en España a través de aeropuertos europeos y posteriormente se encargaba de manipularla en los dos laboratorios intervenidos en Tudela y Pamplona, desde los que se distribuía a comunidades del norte peninsular y de Levante.

Según ha valorado el consejero de Interior del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, la operación supone un "éxito importante para el conjunto de la sociedad",

Tras valorar la colaboración entre los diferentes cuerpos policiales bajo la premisa del "respeto competencial", Caballero ha hecho hincapié en el caso de las personas detenidas cuya labor era transportar la droga, y ha advertido a la "gente joven que sucumbe" que éste es un ejemplo de que "a veces es fácil entrar pero puede ser muy complicado salir" del problema.

El director general de Interior, Juan Ramón Rábade, también ha destacado el carácter internacional de la operación, ha incidido en apelar a la "prudencia y a la sensatez" a quienes se sientan atraídos en participar como "mulas" en este tipo de negocios, y se ha congratulado porque la actuación "evita mucho dolor y sufrimiento" a los consumidores destinatarios finales de la droga.

Por todo ello, ha valorado la operación como "un ejemplo más del trabajo policial, de que avanzamos en el desarrollo de una policía integral", "ejemplo de servicio al ciudadano, a la seguridad de Navarra y del Estado", a la vez que "demuestra la capacidad de respuesta operativa" de la Policía Foral.

También el jefe de la Policía foral, Alfonso Fernández Díaz, ha querido felicitar a los efectivos del cuerpo, sobre todo por el "silencio" con el que han trabajado, lo que ha dado sus frutos.

En cuanto a los detalles de la denominada "Operación Río", tutelada por el juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, las investigaciones se iniciaron en octubre de 2008, centradas en los movimientos del vecino de Pamplona R.C.M., de 44 años y nacionalidad colombiana, quien actuaba de responsable, organizaba la compra en Sudamérica y posteriormente se encargaba de procesarla, distribuirla y venderla en la zona norte de España.

Dentro de su organización contaba en Navarra con, entre otros, dos colaboradores de confianza, P.B.I.L. en Pamplona y G.G.L. en la Ribera, además de apoyarse en dos bolivianos, J.C.P.J., de 28 años y vecino de Valencia, quien gestionaba la droga en la zona de Levante, y H.A.M., de 46 años, quien se encargaba de la compra de las sustancias en origen.

En la primera fase de la investigación se detectó que la organización planeaba un viaje de 4 personas a Brasil para introducir la droga en España a su vuelta, de forma que el 28 de enero se detuvo en la escala de Zurich (Suiza) al vecino de Navarra M.D.R.B. con cuatro kilos de cocaína.

Tres días después, las otras tres personas, vecinas de Navarra, con identidades F.V.C., J.F.C.I. y L.M.C.I., fueron interceptadas en una escala en Lisboa con 16 kilos de cocaína.

En una segunda fase de la investigación la Policía foral detectó continuos viajes del responsable del grupo y de su colaborados de Pamplona a Valencia en coche, y el 22 de febrero se detuvo a éste colaborador P.I.B.L., de 61 años y vecino de la capital navarra, con un kilo de cocaína y 30.000 euros en metálico en su vehículo.

Posteriormente en un domicilio del barrio de Iturrama al que éste detenido acudía habitualmente, se halló un completo laboratorio para cortar y manipular droga, además de 1,1 kilos de cocaína.

En la última fase de la investigación, toda vez que el responsable optó por reorganizar la estructura del grupo, la Policía foral organizó un nuevo operativo que se centró en el viaje a Brasil del matrimonio domiciliado en Cantabria y formado por D.M.S., de 23 años, y E.A.I., de 22 años, a quienes en su viaje de vuelta, el 31 de marzo, fueron detenidos en el aeropuerto de Valencia con 11 kilos de cocaína.

En ese momento se activó el resto del dispositivo en Valencia, Navarra, País vasco, Cantabria y Madrid, de forma que se detuvo a otros dos bolivianos que iban a recibir la droga en Valencia, L.H.C.M., de 39 años y vecino de Toledo, y H.A.M., de 46 años y vecino de Valencia.

Se detuvo también en Valencia al considerado jefe de la organización, R.C.M., y a sus colaboradores, su hermano A.C.M., vecino de Tudela de 54 años y nacionalidad colombiana, y al boliviano J.C.P.J., de 28 años y quien gestionaba la dorga en la zona de Valencia.

En Cantabria se detuvo a J.M.A.S., de 34 años y vecino de Castro Urdiales, y en Vizcaya a R.L.A., de 38 años, y a J.L.L.A., de 34 años, ambos vecinos de Ziérbena, con antecedentes y encargados de captar a las "mulas", en cuyo domicilio se hallaron además 100 gramos de cocaína.

Además, se arrestó a G.G.L., de 45 años, colaborador cercano del responsable del grupo y vecino de Tudela, ciudad donde se encontró en un piso de la Avenida de zaragoza otro laboratorio, con 1,2 kilos de cocaína, además de otros enseres y sustancias.