Las ingresos por infarto agudo de miocardio se han reducido un 8,6% desde ley antitabaco

Escolano afirma que está "totalmente a favor" de ampliar las restricciones a cualquier espacio público

VALENCIA, 28 (EUROPA PRESS)

Los ingresos por infarto agudo de miocardio (IAM) se han reducido un 8,6% en la Comunitat Valenciana de 2005 a 2007, coincidiendo con la aplicación de la ley antitabaco, mientras que las hospitalizaciones por este motivo han bajado asimismo un 12%. Además, la mortalidad proporcional por estos infartos, en los que el tabaco es un factor predominante, también ha bajado un punto en los dos últimos años: del 13,3 en 2005 al 12,5 en 2007.

El director general de Salud Pública, Manuel Escolano, dio hoy a conocer estos "importantes datos" en una rueda de prensa con motivo del Día Mundial del Tabaco. Posteriormente entregó los premios del proyecto educativo de Prevención del Tabaquismo que se conceden a trabajos presentados por escolares en la Comunitat Valenciana.

Por ello, subrayó que la Conselleria de Sanidad está "totalmente a favor" de que se lleva a acabo una reforma de la ley de tabaco para establecer restricciones en "cualquier espacio público". Así, consideró que está ampliación de la prohibición de fumar en todos los lugares públicos es "una cosa muy buena", pero eso sí, recalcó siempre que no se adopte esta medida de forma unilateral por la Comunitat Valenciana sino que sea una decisión "multilateral y consensuada".

De hecho, resaltó que esta ley ha conseguido "efectos muy positivos" como la una reducción de más de un 20% de la exposición global de no fumadores al humo ambiental de tabaco en la Comunitat Valenciana, sobre todo en los lugares de trabajo, con un 60%, aunque criticó que en la parte de "hostelería está muy mal resuelta en la ley porque sólo se ha conseguido minimizar muy poquito". Por ello, incidió en que "será un paso muy importante un mayor nivel de restricción".

Al respecto, señaló que entre 2008 y de enero a abril de 2009 se han tramitado 752 denuncias por incumplimiento de la ley antitabaco, de las que en más de la mitad de los casos, el 62,5%, la infracción estuvo relacionada con el consumo, un 40,8% se relaciona con la señalización y en un alrededor del 27,3% con la venta. Además, se resolvieron 349 expedientes sancionadores.

Además, consideró que la Agencia Nacional del Medicamento debería convocar un panel de expertos para dilucidar la conveniencia de financiar los tratamiento farmacológicos de la deshabituación tabáquica ya que al depender "mucho" el éxito en el abandono del consumo de la voluntad se debe estudiar si resulta rentable subvencionar esta medicación.

Por ello, señaló que desde la Dirección Pública de Salud Pública no se tiene una opinión concreta al respecto sino que se está a la espera de conocer las conclusiones de los expertos para, en primer lugar, ver la conveniencia de financiar estos tratamientos y en qué condiciones. En cualquier caso, reiteró que debe ser una decisión adoptada por unanimidad por la Agemed para "no crear un mapa de desigualdades en el conjunto del Sistema Nacional de Salud".

EN 29% DE LOS HOGARES SE FUMA

Escolano señaló que pese a esta reducción del consumo al menos un 29% de hogares valencianos tienen una persona fumadora y el 32% de los valencianos están expuestos en los lugares de ocio, según los datos de un estudio realizado por SEPAR respecto a los efecto que la normativa ha tenido sobre la exposición al humo de tabaco.

Así, el 26,4% de la población de 16 y más años fuma a diario y el consumo diario aumento a un 27% en el grupo de 16 a 24 años. Además, en jóvenes de 16 a 24 años el 39% dicen fumar más que hace dos años, según los últimos datos de la encuesta Nacional de salud de 2006.

Además, esta ligera disminución de este hábito se ha corroborado por el Plan Nacional de Drogas ya que si el 34,9 fumaba en 1997 diez años más tarde el porcentaje ha bajado hasta el 29,6%. Asimismo, Escolano destacó que se ha conseguido reducir medio año el inicio en el tabaco al pasar de los 15,9 años en 1995 a los 16,5 años en 2007/8. No obstante, si se ha conseguido que los chicos cada vez fumen menos --un 9,6% en 2003 frente a un 5,6% en 2006--, por contra las chicas cada vez son más fumadoras, un 11,7% en 2004 frente al 7,2% de 2006.