Los españoles consumieron 41 kilos de pan por persona en 2008, principalmente hogares adultos y parejas con hijos

Los riojanos son los que más pan consumen, frente a los habitantes de Levante, Madrid y Baleares, con una media de 10 kilos menos

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El consumo alimentario de pan durante 2008 se situó en los 41 kilos por persona y año, según se desprende de los últimos datos facilitados por el Panel de Consumo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), que señala a los hogares adultos y a las parejas con hijos mayores como los principales consumidores de este tipo de producto.

En un comunicado, el MARM precisa que, a pesar del descenso constatado desde el año 2002, el pan está presente en el 100% de los hogares casi todo el año, sobre todo en los meses de enero, mayo y octubre. Por el contrario, se produce un ligero descenso en los periodos estivales y Navidad.

Estas variaciones se producen especialmente en el caso del pan fresco/congelado normal --el que más consumido--, frente a otras variedades como el pan industrial, que se mantienen constantes a lo largo de todo el año.

Respecto al perfil de los consumidores, los hogares de adultos independientes han mantenido la misma demanda durante 2008 respecto a 2007. Por su parte, los hogares de parejas con hijos medianos --que comen dos kilos por persona-- incrementaron su demanda a lo largo del año pasado.

LOS RIOJANOS, A LA CABEZA

Por comunidades autónomas, los riojanos son los que más pan consumen, con 22 kilos más por persona y año que la media española, mientras que Levante, Madrid y Baleares son los que menos demandan este alimento, con una media de 10 kilos menos por persona y año que la media española.

En cuanto al lugar de compra, seis de cada diez kilos de pan se adquieren en la tienda tradicional, que continúa siendo la preferida para adquirir este tipo de producto. Sin embargo, aumentan las preferencias por otros establecimientos como los híper, los súper y las tiendas de descuento.

Por precios, el súper se encuentra por encima de los 2,48 euros/kg de media registrada en 2008. El resto de centros mantienen sus precios medios por debajo de la media española, a excepción de híper, que se equipara a ella.