Los Médicos de Familia inician hoy una campaña para que 8.000 fumadores murcianos abandonen su adicción al tabaco

Cada año mueren en España 60.000 personas por el tabaquismo activo y 6.300 por el tabaquismo pasivo, según una encuesta del Semfyc

MURCIA, 25 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Murciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Smumfyc) celebra desde hoy y hasta el 31 de mayo, 'Día Mundial sin Tabaco', la X Semana Sin Humo, bajo el lema 'La vida sin humo sabe mejor', para intentar que 8.000 fumadores murcianos abandonen su adicción al tabaco, según informaron fuentes de la organización del evento en un comunicado.

De este modo, durante estos cinco días los 615 médicos de familia de la Región de Murcia integrados en la Smumfyc facilitarán a los pacientes murcianos información y material divulgativo para que abandonen su adicción al tabaco.

Este año, según explicó el presidente de Smumfyc, Juan de Dios González, el objetivo de los médicos de familia es movilizar a los profesionales de Atención Primaria para que en cada uno de los 76 centros de salud de la Región de Murcia se inicien entre cinco y diez tratamientos de deshabituación durante esta semana.

Y es que, cada año mueren en España 60.000 personas por el tabaquismo activo y 6.300 por el tabaquismo pasivo, según el Grupo de Abordaje del Tabaco de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) que, en una encuesta realizada entre abril y mayo de 2009 a 3.984 pacientes de centros de salud de toda España, destacaron que la edad de inicio del fumador es a los 17 años, con una media de 14 cigarrillos al día -el 13 por ciento consume su primer cigarrillo a los cinco minutos de levantarse- y con un incremento durante el fin de semana.

Además, el 70 por ciento de los fumadores pasa cada año por la consulta de su médico de familia, una cifra que se eleva hasta el 95 por ciento al cabo de tres años, por lo que los médicos de familia son los profesionales que más demanda de ayuda reciben para iniciar estas terapias.

"Cada día hay más pacientes que optan por dejar de fumar y lo importante es que la población fumadora sabe que si no lo consiguen pueden pedir ayuda en su centro de salud", indicó González, quien explicó que los médicos de familia tienen la obligación de informar a sus pacientes que acuden a las consultas sobre los riesgos del tabaco para la salud, registrar su hábito en la historia clínica y aconsejarles para que dejen el hábito.

"Aconsejamos al paciente que quiere dejar de fumar que se marque una fecha, un Día D, a partir del cual deje por completo el tabaco", destacó el presidente de Smumfyc, quien añadió que, cuando el fumador experimenta la necesidad de fumar, "les sugerimos que cambien de actividad y recuerden la razón que les llevó a dar ese paso. Una botella de agua puede ser una buena alternativa al tabaco para esos momentos, y también es importante evitar situaciones de riesgo que pongan al ex fumador en contacto con el tabaco".

TABAQUISMO PASIVO Y LEY ANTITABACO

La Smumfyc hará, durante la campaña, especialmente hincapié en las consecuencias del tabaquismo pasivo, ya que un 92 por ciento de los encuestados por Semfyc aún piensa que respirar el humo de un cigarro de otro es nocivo, un 87 por ciento opina que el tabaquismo pasivo causa cáncer de pulmón y el 80 por ciento que provoca infarto de miocardio.

González recordó que es importante seguir sensibilizando a los pacientes y proteger a la población de la exposición al aire contaminado por el humo del tabaco, por lo que la Smumfyc aboga por una reforma de la Ley Antitabaco "para garantizar que todos los espacios públicos de la Región de Murcia queden totalmente libres de humos, especialmente en el ámbito de la hostelería, donde miles de trabajadores aún siguen respirando en su quehacer diario el humo del tabaco".

En España, sólo 40.000 de los 350.000 locales de hostelería están totalmente libres de humo o están compartimentados, por ello el presidente de Smumfyc insistió en que "el humo del tabaco está clasificado como un cancerígeno tipo A, sus sustancias producen cáncer en humanos y a cualquier nivel resulta ya dañino".