El 66% de las personas con esquizofrenia abusan de sustancias, lo que dificulta su tratamiento


MADRID|
El 66% de las personas con esquizofrenia abusan de sustancias, lo que dificulta su tratamiento

El 66% de las personas con esquizofrenia abusan de sustancias, lo que dificulta su tratamiento MADRID | EUROPA PRESS

El 66 por ciento de las personas con esquizofrenia abusan de sustancias entre las que destacan el tabaco, el alcohol, el cannabis y recientemente la cocaína, según los datos expuestos en el marco del I Congreso Mundial de Patología Dual, organizado por la World Association on Dual Disorders (WADD) y la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD).

Esto dificulta el tratamiento de estas personas ya que, las sustancias utilizadas pueden agravar la psicosis o interferir con los efectos farmacológicos o psicológicos del tratamiento.

"La dificultad del tratamiento en estos casos de patología dual es que a menudo no se reconoce esta situación por parte del profesional y sólo se trata una de las dos enfermedades", ha afirmado el presidente de la Sociedad Española de Patología Dual y Chair WPA Section on Dual Disorders, el doctor Nestor Szerman.

CAMBIO DE MODELOS ASISTENCIAL

Por su parte, el responsable del Programa de Adicciones y Porgrama de Atención Integral a las Psicosis en Patología Dual del Complejo Hospitalario de Gran Canaria, el doctor Adrián Neyra del Rosario, defendió la necesidad de cambiar el modelo asistencial actual para conseguir detectar y tratar mejor a estos pacientes.

"Contrariamente a lo que sucede ahora, el abordaje terapéutico del trastorno mental y del trastorno adictivo han de ser simultáneos y se han de realizar por el mismo equipo terapéutico para asegurar una mayor adherencia". Esta doble vía es fruto de un modelo heredado de los años 30 y que se utilizaba en alcohólicos anónimos, por lo que es "necesario virar a un nuevo sistema", ha afirmado el doctor Neyra del Rosario.

Por su parte, el psiquiatra del Centro Asistencial San Juan de Dios de Palencia, Antonio Terán, ha indicado que, "hay que tratar a estos pacientes con una visión integral, es decir, realizar un abordaje completo bio-psico-social, liderado por un equipo de trabajo multidisciplinar".

"Esto es especialmente relevante, teniendo en cuenta, las previsiones de la Organización Mundial para la Salud (OMS) que estiman que en el año 2020, el 75 por ciento de las personas con una enfermedad mental crónica tendrá también algún problema de adicción", ha puntualizado Terán.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

En relación a la importancia del tratamiento farmacológico para favorecer la adherencia, el psiquiatra y profesor asociado del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia, José Martínez-Raga, ha explicado que, "en estos pacientes es imprescindible controlar los síntomas de la psicosis por un lado, y evitar el consumo, por el otro, para conseguir estabilidad y en consecuencia la adherencia deseada".

"En un inicio es imposible pedirle que abandone el consumo, por esta razón, los fármacos de segunda generación inyectables ofrecen más margen al equipo médico para trabajar y concienciar al paciente del problema de adicción que tiene", ha continuado.

Entre los inyectables, la especialista de la Unidad Patología Dual centre Fórum el Institut de Neuropsiquiatria i adiccions del Parc de Salut Mar, Adriana Farré, ha expuesto el buen funcionamiento de los agonistas parciales como aripiprazol, que habían obtenido en un estudio llevado a cabo en su unidad.

"Los resultados son especialmente buenos en un cuadro de paciente joven con esquizofrenia y consumo de sustancias debido al bajo potencial de abuso de aripiprazol y a sus menores efectos adversos, entre otros", ha finalizado la doctora.