Policía desarticula en Chiclana un grupo organizado dedicado al tráfico de estupefacientes

CÁDIZ, 4 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional informó hoy de la detención en Chiclana de la Frontera (Cádiz) de "todos" los presuntos integrantes de un grupo organizado que se dedicaba al tráfico de estupefacientes y que estaba conectado con otra organización compuesta por colombianos asentados en la Costa del Sol, que se dedicaba a la introducción de cocaína en el territorio nacional.

En un comunicado, la Policía explicó que, tras recabar datos proporcionados por la Policía Local de San Fernando, iniciaron sus investigaciones en noviembre de 2008, centrándose en dos hermanos de 42 y 40 años de edad "ampliamente conocidos en el mundo de la noche y la movida chiclanera" por desempeñar actividades relacionadas con el cante y el baile flamenco y que contaban con "antecedentes por tráfico de drogas".

Según dijo, estos hermanos aprovechaban sus relaciones para distribuir cocaína en diferentes bares de copas de Chiclana y a sus clientes habituales. Así, los agentes pudieron averiguar que estaban siendo apoyados en sus actividades ilícitas por sus respectivas esposas, de 36 y 42 años de edad.

A partir de ese momento, las investigaciones se centraron en identificar a sus proveedores habituales, resultando ser un matrimonio de 26 y 27 años de edad que habitualmente vendía cocaína en su propio domicilio.

Asimismo, la Policía logró "demostrar la conexión" de este último matrimonio con una "importante organización" compuesta por individuos colombianos asentados en la Costa del Sol que se dedicaban a la introducción de cocaína en el territorio nacional.

Tras un amplio dispositivo policial se procedió a la detención de dos individuos colombianos "minutos antes de que se dispusieran a realizar una transacción de sustancia estupefaciente con los miembros investigados" por tráfico de drogas en Chiclana.

De este modo, en las diferentes fases de la operación lograron detener y poner a disposición judicial de "todos los miembros" de la organización, incautando además 450 gramos de cocaína, joyas de gran valor, dos vehículos y 36.000 euros en efectivo.

Finalmente, señaló que la investigación determinó que esta organización estaba diversificando sus intereses y había comenzado a falsificar camisetas de marcas como Armani, Billabong o Adidas. Para ello, apuntó, estaban diseñando "una compleja estructura" con la adquisición de equipos informáticos y máquina industrial para este fin, que fue intervenida y precintada.