Sucesos.-El alijo de 1,5 toneladas de hachís hallado en un avión en Ciudad Real iba a Centroeuropa

Los dos detenidos, pilotos del avión interceptado, son de nacionalidad mexicana y argentina ALMERÍA, 18 (EUROPA PRESS) El alijo de una tonelada y media de hachís intervenido ayer en el interior de un avión interceptado en una pista de aterrizaje de Valdepeñas (Ciudad Real) tenía como destinó los países de Centroeuropa con un valor de seis millones de euros y era objeto de un dispositivo de seguimiento activado a finales de 2008 después de que la Guardia Civil detectase movimientos sospechosos del aparato en un aeródromo de Turre (Almería). La operación 'Antonov', conjunta entre la Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, se ha saldado con la detención de Jesús C.H. y Demián A.H., dos hombres de 40 y 33 años y nacionalidad mexicana y argentina, respectivamente, que iban a los mandos del avión con la droga, procedente del Magreb. La investigación, no obstante, continúa abierta por lo que no se descartan nuevos arrestos, según informó la Comandancia provincial en una nota. El aparato, un modelo de fabricación polaca con una longitud superior a los 12 metros y una envergadura de 18,2 metros que le permite transportar hasta 12 personas y 2.000 kilos de sustancia estupefaciente, despertó sospechas sobre su actividad en contrabando al ser hallado en un aeródromo de Turre (Almería). Ante sus características, que le permiten aterrizar en pistas de cortas, se inició un dispositivo de seguimiento que detectó movimientos del avión en instalaciones de las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Valencia que culminó con la detección por parte de Guardia Civil y Vigilancia Aduanera cuando entraba en el espacio aéreo nacional en travesía por la provincia de Almería. La avioneta, según detalló el Instituto Armado, volaba a muy baja altura y sin hacer uso de la iluminación de navegación ni del dispositivo de seguridad aérea 'transponder', que permite la localización a través de los radares. A las 02,00 horas, se constató el aterrizaje en la finca 'La Calderera', en Valdepeñas, donde le esperaba un operativo de la Guardia Civil. El alijo, de 1.500 kilos de hachís, estaba distribuido en 53 fardos de arpillera y se calcula que su valor en el mercado negro habría alcanzado los seis millones de euros. Jesús C.H. y Demián A.H. han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia del municipio manchego, cuyo titular ha decretado secreto de sumario.