Un cuarto de fumadores opina que el humo no perjudica a los niños

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Uno de cada cuatro fumadores cree que el humo no perjudica a los niños y, aunque declaran estar menos satisfechos con su salud que los que no fuman, un 25 por ciento afirma que el humo no produce infarto de miocardio y el 56 por ciento sigue fumando en sus hogares, según muestran los resultados de una encuesta realizada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) a 3.984 personas, 1.168 de ellas fumadoras.

Este trabajo revela además que, sin embargo, la mitad de ellos está a favor de una legislación más severa y siete fumadores de cada diez creen que la ley actual ha beneficiado su salud, según destacó hoy la semFYC, con motivo de la celebración de la X Semana sin Humo, bajo el lema 'La vida sin humo sabe mejor', que tendrá lugar desde hoy hasta el próximo domingo 31 de mayo, coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco, y en la que participarán 2.500 centros de salud de toda España y más de 20.000 profesionales de Atención Primaria.

El miembro del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de semFYC y coordinador de la Semana, el doctor Xulio Castañal, señaló que en el caso de los niños, se estima que 240 de las 6300 muertes al año por exposición al ambiente contaminado por humo de tabaco ocurren en menores de un año por síndrome de muerte súbita del lactante".

Este experto añadió que la exposición durante la infancia se ha relacionado además con un riesgo mayor de sufrir enfermedades agudas como bronquitis, neumonías, y síntomas respiratorios inespecíficos. "De hecho, los hijos de madres fumadoras ingresan en el hospital un 28 por ciento más por bronquitis y neumonía", subrayó.

Según explican los expertos, las patologías que se pueden presentar con más frecuencia en los niños fumadores pasivos son síndrome tabáquico-fetal, síndrome de muerte súbita del lactante, patología digestiva y nutricional, patología otorrinolaringológica, patología de vías respiratorias inferiores, alteración inmunitaria, patología vascular, oncología, alteraciones neurológicas y psicológicas y sociopatía. Además, alertan de que diversos estudios demuestran que los adolescentes fumadores tienen mayor tendencia a sufrir estados depresivos que los que no fuman.

REFORMA DE LA LEY

Por este motivo, semFYC defiende una reforma de la norma para garantizar que todos los espacios de uso público estén totalmente libres de humo. Como indica el presidente de semFYC, el doctor Luis Aguilera, "la hostelería es el punto débil de la Ley, puesto que sólo regula los locales de 100 metros o más, que son sólo el 20 por ciento del total".

Además, señala que, aunque gran parte de los locales regulados cumplen la ley, únicamente 40.000 de los 350.000 locales de hostelería son totalmente libres de humo o están compartimentados. En el resto, los trabajadores no pueden ejercer su derecho a no respirar humo de tabaco en su lugar de trabajo para preservar su salud.

Por eso, consideran que una reforma de la ley es una condición necesaria para proteger a la población frente a la exposición del aire contaminado por el humo del tabaco, y una medida viable teniendo en cuenta que la legislación sobre espacios libres de humo no tiene efectos económicos negativo, la población apoya esta legislación y que ya se ha llevado a cabo en otros lugares, por lo que también se puede hacer en España.