La pobreza de la Comunidad Valenciana está en el 16,9 por ciento, dos puntos por debajo de la media nacional

La Universidad de Valencia acoge unas jornadas para analizar el contenido del informe Foessa VALENCIA, 23 (EUROPA PRESS) La tasa de pobreza de la Comunidad Valenciana se encuentra en el 16,9 por ciento, dos puntos por debajo de la media nacional, y presenta "una de las situaciones de más extrema necesidad vinculadas a pobreza severa, migración y situación de comunidad gitana" con lo que "no tiene una situación ni mucho mejor que el resto del conjunto del Estado", según expuso hoy el autor del VI informe de Foessa, Víctor Renes. Renes dio hoy una rueda de prensa para presentar las jornadas sobre exclusión social y desarrollo social en España que se celebrarán los días 24, 25 y 31 de marzo en la Universita de València y que analizarán los ocho capítulos en los que se divide este informe, que constata que la pobreza y las desigualdades no disminuyeron en la última década en España pese al crecimiento económico. Al respecto, explicó que tampoco se ha detectado un cambio en la evolución de la pobreza en la Comunitat Valenciana, donde "hay una presencia muy vigente del fenómeno migratorio" y "además tiene una presencia muy importante de déficit de integración de determinadas minorías étnicas, especialmente de los gitanos". En cambio, apuntó que coincide con el resto de comunidades autónomas en los parámetros de pobreza severa. Así, manifestó que en las comunidades que presenta un mayor desarrollo vinculado a los servicios "la pobreza severa tiende a consolidarse en unos límites muy semejante a la media nacional". Por todo ello, concluyó que aunque el umbral de pobreza se sitúa dos puntos por debajo de la media nacional, "sin embargo en las situaciones de más extrema necesidad vinculadas a pobreza severa, migración y situación de comunidad gitana la Comunitat Valenciana no tiene una situación ni mucho mejor que el resto del conjunto del Estado". Además, evidenció que es una de las comunidades en las que el factor relacional "tiene una incidencia más alta que la media nacional, lo que se relaciona claramente con un déficit de servicios". Al respecto, llamó la atención para que en la Comunitat Valenciana la inserción social sea una de las prestaciones que se proporciones desde los servicios sociales. Por otro lado, constató que la crisis no afecta sólo a las personas o grupos que están en una situación de más vulnerabilidad, especialmente en relación con el empleo y la protección social. Así, apuntó que se está observando que hay personas que no eran perceptores habituales de los servicio sociales, pero que "lo han perdido todo y es algo que no contemplan los servicios sociales", lamentó. Por ello, apuntó a la nueva pobreza que está generando la crisis en los sectores de la clase media baja. En ese sentido, advirtió de que si las demanda de ayuda para un acceso a la vivienda "no van a parar", por lo que advirtió de que "si no se ponen medidas no debería extrañarnos que haya mayor pérdidas de viviendas, lo que es especialmente grave". Renes indicó que "no es correcto afirmar que el empleo es la solución a la exclusión y pobreza", como demuestra el que el 10 por ciento de los ocupados con contrato legal esté bajo el nivel de la pobreza, sino que depende de en qué condiciones, estabilidad y sobre todo formación, calificación y remuneración del empleo. Por todo ello, subrayó la necesidad de acometer "programas reales y amplios" que "combinen formación, protección y empleo" porque "aunque la ayuda directa es algo imperioso no es una solución de futuro ni de medio plazo". "Igual que hay fondos que se conceden a determinados sectores económicos o se plantea este tema de manera rigurosa y seria o difícilmente podremos afrontar la crisis", apostilló. RADIOGRAFÍA SOCIAL DE ESPAÑA El organizador de las jornadas, Rafael Alienna, del departamento de trabajo Social y Servicios Sociales de la Universitat de València explicó que ya hay más de 200 inscritos en estas jornadas, que analizan los resultados de este estudio, en el que se hace una radiografía de la realidad social de nuestro país entre 1994 y 2007. El estudio recalca que "por primera vez en las últimas cuatro décadas", ni la desigualdad ni las situaciones de pobreza monetaria se han reducido en un contexto de crecimiento económico. Así, la cifras de pobreza en la última década se mantienen en el 19,7 por ciento (8,5 millones de personas), situándose la pobreza severa entre el 3 y 4 por ciento (1,5 millones), mientras que la exclusión social es una realidad constatada en más de un 17 por ciento de los hogares españoles, y las situaciones de exclusión severa afectan a un 5,3 por ciento de los hogares. Precisamente estas jornadas analizarán los ocho capítulos del informe; 'La visión del desarrollo social en el siglo XXI', ?la exclusión social en España: un espacio diverso y disperso en transformación'; 'Desigualdad, pobreza y privación', 'Políticas y bienes sociales: procesos de vulnerabilidad y exclusión social', 'Actores institucionales y sociales e las políticas sociales', 'Capital social y capital simbólico como factores de exclusión y desarrollo', 'el modelo de inmigración y los riesgos de exclusión' y 'España en el mundo'.