Uruguay llora como Argentina la pérdida de Alfonsín, dice Julio María Sanguinetti

  • Buenos Aires, 2 abr (EFE).- El ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti afirmó hoy que Uruguay llora como Argentina la pérdida de Raúl Alfonsín, durante un emotivo discurso en el sepelio del ex mandatario argentino, en Buenos Aires.

Uruguay llora como Argentina la pérdida de Alfonsín, dice Julio María Sanguinetti

Uruguay llora como Argentina la pérdida de Alfonsín, dice Julio María Sanguinetti

Buenos Aires, 2 abr (EFE).- El ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti afirmó hoy que Uruguay llora como Argentina la pérdida de Raúl Alfonsín, durante un emotivo discurso en el sepelio del ex mandatario argentino, en Buenos Aires.

"Siento hoy un alma en dos cuerpos", dijo Sanguinetti, amigo personal de quien fuera presidente de Argentina entre 1983 y 1989, fallecido el martes, a los 82 años, víctima de cáncer.

Ante miles de personas concentradas en el cementerio porteño de La Recoleta, Sanguinetti recordó cómo Uruguay, entonces bajo un régimen dictatorial, celebró como propio el triunfo de Alfonsín en las elecciones de 1983, las primeras tras siete años de cruenta dictadura argentina.

Su victoria, añadió, se vivió como el principio del final de las dictaduras del cono sur, que empezó en Argentina y siguió en Uruguay, Brasil, Paraguay y Chile.

"Hoy en mi patria, en el Uruguay, lo lloran igual que ustedes, a nadie, a ningún político ni presidente, han querido tanto como a Alfonsín", afirmó.

"La historia ve al hombre que cierra un ciclo histórico (...) es la bisagra entre una etapa histórica que se clausura y una etapa historia que se abre", dijo.

"Su figura histórica se va agrandando con los instantes", agregó el ex mandatario uruguayo, porque "un político, un estadista como Raúl, no muere, su obra lo mantiene vigente, sus ideas son perdurables".

"Eso es lo que percibíamos hoy en las calles, en la mirada esperanzada de la gente (...) un símbolo de libertad, de democracia, de austeridad democrática", apuntó quien fue presidente de Uruguay en dos periodos, de 1985 a 1990 y de 1995 a 2000.

La multitud que acudió hoy a despedir a Alfonsín "no sólo estaba aplaudiendo a aquel líder grandioso, estaba saludando esas virtudes cívicas (...) estaba saludando a lo que hizo grande a este país, porque siente que es uno de sus grandes, en Raúl coincidían todas esas grandes corrientes que hicieron de la Argentina lo que fue".

"Siento que estaba el pueblo argentino más allá de banderas políticas, sintiendo que se iba uno de sus grandes", concluyó.

Al sepelio de Raúl Alfonsín han acudido también el ex presidente brasileño José Sarney, miembros del Gobierno argentino, políticos, amigos y viejos aliados del ex mandatario.