Casi el 20% de los españoles cambia sus hábitos alimentarios por la crisis, según un estudio

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

Un 17,3 por ciento de los españoles aseguran haber cambiado sus hábitos alimentarios a consecuencia de la crisis económica actual, según los resultados de una encuesta realizada por la Fundación Dieta Mediterránea y el Observatorio Eroski, presentados hoy en Barcelona.

El director de la Fundación, Joan Castells, explicó en rueda de prensa que estos cambios se produjeron más en la "forma de comprar" que en los "tipos de productos" consumidos, ya que a pesar de que, a grandes rasgos, "la gente sigue comiendo lo mismo que comía", se ha producido cierto aumento en la demanda de marcas blancas frente a otros productos.

El director de Responsabilidad Social de Eroski, Alejandro Martínez, corroboró por su parte que desde que se inició la actual crisis económica las ventas de las marcas propias pasaron de representar un 35 por ciento de la cesta de la compra hasta cerca del 40, y que se trata de un patrón que se repite en los 115 centros de distribución que la cadena posee en España.

"La gente improvisa menos y va al súper con la lista de la compra", precisó Martínez, quien puso como ejemplos de este cambio de tendencias una mayor demanda de carnes como el pollo y el porcino, frente al vacuno, además de un aumento en las ventas de marcas blancas, sobre todo en productos "genéricos" como las legumbres y el arroz.

Elaborar una lista de la compra, consumir formatos más grandes de producto según su fecha de caducidad, acudir al supermercado sin hambre, o adquirir frutas y verduras de temporada, son algunos de los consejos que se ofrecieron para ahorrar.

SUSPENSO EN DIETA EQUILIBRADA

El estudio, el séptimo que realiza la cadena de supermercados en colaboración con la Fundación, destacó también que los adolescentes de 14 a 18 años son los que presentan unos hábitos alimentarios "más inadecuados y alejados de las recomendaciones" y que, además, el conjunto de los 1.000 encuestados suspenden en su dieta diaria, con una nota de 4,4 puntos sobre 10.

La puntuación, generada a partir del consumo que hace la población de las cantidades recomendadas por los nutricionistas para cada grupo de alimentos, destacó que son los niños entre 0 y 3 años y los adultos con más de 50 los que más cuidan su alimentación y se aproximan a los patrones de una alimentación saludable.

En el caso de los adolescentes, solo el 29,4 por ciento sigue la recomendación de comer menos de dos piezas de pastelería o bollería a la semana, y hasta un 67 por ciento "se excede" en el consumo de comida rápida.

El estudio, que también segrega el comportamiento por grupos poblacionales de riesgo como personas con problemas cardiovasculares, exceso de colesterol o sobrepeso, concluye que el 60 por ciento de estas personas no siguen las recomendaciones en el caso de la bollería, y hasta un 87 por ciento no lo hacen con la carne.

DESCONOCIMIENTO

Según la encuesta, un 60 por ciento de la población no conoce las recomendaciones de consumo para los lácteos, un 40 por ciento para las verduras, un 48 por ciento para el pescado, un 43 por ciento para la carne, un 30 por cierto para las legumbres, un 35 por ciento para la bollería y un 67 por ciento para los frutos secos.

A pesar de ello, Castells destacó que "la sociedad cada vez es más consciente de que la alimentación debe ser adecuada", y apuntó una "cierta mejora" durante los últimos años en el conocimiento de los consumidores respecto a cuáles son los hábitos saludables.