Un genetista estima que el ácido fólico reducirá a un 1% los defectos congénitos

  • Bilbao, 17 feb (EFE).- El director del Texas Institute por Genonic Medicine (Houston, EEUU), Richard Finnell, ha calculado hoy que, gracias a la generalización del consumo de ácido fólico entre las mujeres que van a quedarse embarazadas, en diez años se podrán reducir a un 1 por ciento los niños con defectos de nacimiento.

Un genetista estima que el ácido fólico reducirá a un 1% los defectos congénitos

Un genetista estima que el ácido fólico reducirá a un 1% los defectos congénitos

Bilbao, 17 feb (EFE).- El director del Texas Institute por Genonic Medicine (Houston, EEUU), Richard Finnell, ha calculado hoy que, gracias a la generalización del consumo de ácido fólico entre las mujeres que van a quedarse embarazadas, en diez años se podrán reducir a un 1 por ciento los niños con defectos de nacimiento.

Finnell ofrecerá una conferencia esta tarde en Bilbao con la que se inaugurará la cuarta edición de las charlas de divulgación científica organizadas por la Fundación BBVA y el Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias, en colaboración con la Unidad de Biofísica de la Universidad del País Vasco, que este año llevan como lema "Nutrición y Salud".

En la presentación ante los medios informativos de su intervención, el catedrático norteamericano de Genética Médica ha estimado que los últimos avances en genética gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías han permitido detectar anomalías congénitas, la mayoría de las cuales se pueden prevenir si la madre aporta a su dieta complejos vitamínicos.

Según ha expuesto, hoy en día, en sociedades desarrolladas como la española, un 3 por ciento de los niños nacen con malformaciones congénitas graves y uno de cada tres bebés muere por esa causa.

El genetista ha asegurado que recientes investigaciones han concluido que la aportación de la vitamina B9, conocida como ácido fólico, unos meses antes de que la mujer se quede embarazada reduce las malformaciones ocasionadas por alteraciones genéticas.

Así, ha confiado en que la generalización de su uso permita reducir al 1 por ciento los niños con esas patologías.

Ha detallado que en los próximos años disminuirán las enfermedades relacionadas con el tubo neural, como la espina bífida, que puede producir parálisis en la mitad inferior del cuerpo o falta de control del intestino y la vejiga, y se reducirían las malformaciones coronarias.

Según ha adelantado, el ácido fólico puede prevenir también deformaciones en la placenta que supondrían el aborto, así como defectos en el cerebro como la anancefalia, y reducirá los casos de disfunciones neurológicas como el autismo.

Por todo ello, Finnell ha recomendado impulsar medidas para fomentar el consumo de ácido fólico entre las mujeres en edad de ser madres y ha detallado que, por ejemplo, en algunos países como Estados Unidos o Canadá se refuerza su presencia en los cereales.

El genetista ha señalado que las mujeres que programan quedarse embarazadas deben tomar unos 400 miligramos al día de dicha vitamina, además de mantener una dieta saludable rica en verduras, cereales, frutas y zumos.