El Consell destinará el 0,7% de los fondos del Gobierno central para la financiación autonómica a la compra de alimentos

VALENCIA, 26 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente Social de la Generalitat valenciana, Juan Cotino, anunció hoy que el Consell destinará el 0,7 por ciento de los fondos que aporte el Gobierno central para incrementar la financiación autonómica a "la compra de alimentos básicos para distribuir entre las familias más necesitadas", según informaron en un comunicado fuentes del Gobierno valenciano.

Cotino realizó estas declaraciones durante su visita a la XVI edición del Concurso Mundial del Vino de Bruselas, que se celebra por primera vez en España, coincidiendo con el certamen internacional de vinos Vinoélite y la Semana de la Alimentación, Gastrónoma.

El vicepresidente aseguró que "esta misma semana" han reclamado "de nuevo" al vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves que "eleve la trasferencia de fondos que hace el Gobierno central a la Generalitat con el fin de que se reconozca oficialmente el incremento poblacional que ha experimentado la Comunitat Valenciana, en más de un millón de habitantes".

Con estos fondos se pretende "mejorar la educación, la sanidad, y la política social, especialmente en un momento de grave dificultad económica como el que se vive", subrayó Cotino. De este modo, con el 0,7 por ciento de los fondos se podrán adquirir productos de primera necesidad, que no sean perecederos y que además sean DE la Comunitat Valenciana, como es el caso del aceite y el arroz.

La compra de estos alimentos fue una decisión adoptada durante la última reunión de la Mesa de la Solidaridad, en la que están representadas la Conselleria de Bienestar Social, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) y las principales entidades benéfico asistenciales, como Cáritas, Cruz Roja y la Casa de la Caridad.

Para el vicepresidente, con esta iniciativa, la Generalitat quiere "dar respuesta las familias que solicitan ayuda de la administración para obtener comida". En este sentido, Cotino recordó que su departamento atiende a cerca de 5.000 personas diariamente a través de la red de comedores sociales de la Conselleria de Bienestar Social y del programa de ayudas 'Menjar a casa', que subvenciona la manutención de personas mayores que reciben diariamente la comida en sus domicilios.

Los alimentos serán adquiridos a través del sistema cooperativo agrario, y se almacenarán y distribuirán aprovechando la infraestructura del Banco de Alimentos de las tres provincias. Las entidades benéfico asistenciales como Cruz Roja o Cáritas contribuirán al reparto de estos productos entre las personas que más lo necesiten, en colaboración con los servicios sociales municipales.

SOLIDARIDAD MUNICIPAL

Asimismo, la Conselleria de Bienestar Social y la FVMP están ultimando un protocolo de actuación para constituir mesas de solidaridad de carácter municipal, con el objetivo de disponer de una estructura para "agilizar el análisis de las necesidades reales de los ciudadanos, la toma de decisiones y la distribución más rápida de las ayudas entre las familias", manifestó el vicepresidente.

Además, estos alimentos constituirán un complemento a aquellos productos, principalmente derivados del trigo, que llegan a los Bancos de Alimentos, Cáritas y Cruz Roja, procedentes de los excedentes europeos mediante el programa del Fondo Europeo de Garantía Agraria (FEOGA).

Por otro lado, Cotino criticó la "incoherencia de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, por su anuncio de un nuevo título para los cuidadores de dependientes, cuando lo que debería hacer es aportar dinero para financiar las ayudas para estas personas, como hace la Generalitat".

En este sentido, se refirió al anuncio de De la Vega de que el Gobierno concederá un título a partir de mayo a aquellos colectivos, prioritariamente mujeres, que tienen experiencia y competencia profesional pero carecen de una titulación académica, en trabajos relacionados con educación infantil y servicios vinculados con la dependencia.

Así, Cotino subrayó que "lo que debería hacer la vicepresidenta es incrementar los fondos destinados a las personas dependientes, lo que repercutiría en una mejora de la calidad de vida de estas personas, así como en la creación de puestos de trabajo para cuidadores".

También recordó que más de 8.000 personas se formarán como cuidadores no profesionales en cursos promovidos por la Conselleria de Bienestar Social. A través de distintas convocatorias "la Generalitat quiere dar respuesta a la realidad de miles de familias de la Comunitat Valenciana que diariamente cuidan de personas en situación de dependencia, ofreciendo información y formación que contribuya a mejorar la calidad de vida, tanto de la persona a la que atienden, como del propio cuidador", manifestó.