La familia de un estudiante peruano desaparecido pide una correcta aplicación de la justicia

  • Santo Domingo, 2 abr (EFE).- Familiares del estudiante peruano Kenneth Ney Anzualdo Castro, desaparecido en diciembre de 1993 durante el conflicto interno del país suramericano (1980-2000), pidieron hoy en Santo Domingo una correcta aplicación de la justicia a los responsables del caso.

La familia de un estudiante peruano desaparecido pide una correcta aplicación de la justicia

La familia de un estudiante peruano desaparecido pide una correcta aplicación de la justicia

Santo Domingo, 2 abr (EFE).- Familiares del estudiante peruano Kenneth Ney Anzualdo Castro, desaparecido en diciembre de 1993 durante el conflicto interno del país suramericano (1980-2000), pidieron hoy en Santo Domingo una correcta aplicación de la justicia a los responsables del caso.

El padre y la hermana del estudiante, Félix Vicente Anzualdo y Marly Alerny Anzualdo Castro, respectivamente, comparecieron hoy ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que celebra en Santo Domingo su 38 periodo extraordinario de sesiones.

Vicente Anzualdo exigió a las autoridades peruanas investigar a profundidad el caso de su hijo de 25 años, quien era estudiante de la Facultad de Economía de la Universidad del Callao.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) demandó el pasado año al Estado peruano ante la CorteIDH por entender que no cumple con sus recomendaciones establecidas para dicho caso.

Los peticionarios acusan al Gobierno peruano de haber fallado en la investigación, el juicio y la sanción de los responsables del delito y de no haber indemnizado a la familia de la víctima.

Kenneth Ney Anzualdo Castro desapareció tras abordar un microbús pocos días antes de comparecer ante un tribunal para declarar por la desaparición del también estudiante Martín Javier Roca, narraron en la audiencia su padre y su hermana.

Los dos jóvenes, al parecer, fueron torturados y posteriormente calcinados, según distintas fuentes.

El padre de Anzualdo Castro argumentó durante su declaraciones ante el pleno de la CorteIDH que "si no se hace una justicia correcta no habrá tranquilidad" para la familia.

El peruano aseguró que el Estado de su país ha hecho poco por el caso del estudiante desaparecido, "como si la vida" del joven "no tuviera ningún valor", precisó.

A su turno, Marly Alerny Anzualdo Castro, visiblemente conmocionada y llorando, pidió justicia en el caso de su hermano, al que describió como un chico inteligente y lleno de proyectos.

Kenneth Ney Anzualdo Castro era dirigente universitario y, según su hermana, "era de los que reclamaba cuando veía algo incorrecto".

La mujer coincidió con su padre al decir que si su hermano tenía algo pendiente con la justicia debió ser juzgado pero nunca desaparecido.

"El hecho de que desaparezcan a alguien de tu familia te mutila, te desintegra", argumentó y dijo que no quisiera que el caso de su hermano quedara impune porque, afirmó, el estudiante creía en las leyes y la justicia peruana.

Una justicia que, sin embargo, nos ha tratado como "si no fuéramos nadie", apostilló.

"Todo lo que hemos hecho es denuncias y denuncias pero no hemos tenido ningún resultado", agregó Marly Alerny Anzualdo Castro ante los jueces de la CorteIDH, algunos de los cuales calificaron su testimonio de conmovedor.

La peruana dijo entre lágrimas que llevar el caso de su hermano a la CorteIDH es un "logro" y que el tribunal es un lugar donde se les puede escuchar.

La mujer, quien dijo hablar en nombre de los muchos jóvenes desaparecidos durante el conflicto armado peruano, indicó que cuando un país no se ocupan de hacer justicia "la impotencia es grande".