Los grupos parlamentarios reciben el Plan de Cooperación al Desarrollo con elogios y voluntad de consensuar mejoras

PSOE y PRC subrayan la importancia de mantener el reto del 0,7% pese a la crisis

SANTANDER, 13 (EUROPA PRESS)

Los tres grupos con representación en el Parlamento cántabro (PP, PRC y PSOE) mostraron hoy su voluntad de consensuar propuestas de mejora al Plan de Cooperación para el Desarrollo de la Comunidad Autónoma, presentado hoy en la Comisión de Empleo y Bienestar Social por la vicepresidenta regional, Lola Gorostiaga, y recibido con elogios de los tres partidos.

Sólo el PP cuestionó algunos aspectos del documento, aprobado en noviembre pasado por el Gobierno cántabro y que comienza ahora su tramitación parlamentaria, pero reconoció que tiene cosas positivas y es "un instrumento muy valioso" para la cooperación.

En su intervención ante la Comisión, la vicepresidenta cántabra y consejera de Empleo y Bienestar Social, Lola Gorostiaga, recordó que el Plan es resultado del "diálogo y el consenso" con los actores que trabajan en la cooperación y lo definió como una herramienta que "ayudará a gestionar" la ayuda oficial al desarrollo "desde una base coherente y consensuada".

Entre otras cosas, el plan fija el compromiso de destinar el 0,7 por ciento del presupuesto regional a cooperación en el año 2012, un "reto" con el que, según Gorostiaga, tenemos que estar comprometidos "ahora más que nunca".

Al igual que Gorostiaga, los grupos parlamentarios socialista y regionalista refrendaron la importancia de que la ayuda al desarrollo se mantenga pese a la crisis. La socialista Ruth Carrasco destacó que en este momento no se pueden olvidar las "crisis humanas" de los países en vías de desarrollo; mientras la regionalista Matilde Ruiz recalcó que "ahora más que nunca" hay que "adquirir compromisos con los más débiles".

El Plan de Cooperación para el Desarrollo de Cantabria 2009-2012 define, además del compromiso del 0,7%, áreas geográficas prioritarias de actuación y actuaciones preferentes. Esos sectores preferentes de actuación serán educación, salud, abastecimiento y depuración de agua, gobierno y sociedad civil, apoyo y fomento de los sectores productivos, y el fortalecimiento a los derechos humanos.

En cuanto al destino de la ayuda, en Centroamérica serán áreas prioritarias El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua; en América del Sur, Ecuador, Bolivia, Colombia, Perú y Paraguay; en el Mediterráneo y el Magreb, Argelia (Sáhara Occidental), Marruecos, Palestina, y Mauritania; en el Caribe, la República Dominicana, Cuba y Haití; y el África Subsahariana. Además, se incluirán otros países que se puedan encontrar en situación de conflicto o se vean afectados por un desastre natural.

MAYOR CONCRECIÓN

Para la diputada del PP Marta Guijarro el plan contempla "demasiados objetivos específicos, demasiadas prioridades sectoriales y demasiadas prioridades geográficas" porque "por mucho" que se destine el 0,7% a cooperación no se podrán alcanzar todas esas metas. Por ello, aboga por ser "realistas" y aprovechar los posteriores planes operativos para "aterrizar" y reducir las prioridades.

Guijarro reconoció "cosas positivas" en el plan, empezando por su "propia existencia" o el compromiso del 0,7%, pero anunció que su grupo presentará propuestas de resolución para mejorarlo.

Tras la presentación del plan ante la Comisión los grupos parlamentarios tienen un plazo de tres días (hasta las 14.00 horas del sábado) para presentar propuestas de resolución al texto. Esas propuestas deberán ser en su caso admitidas a trámite por la Mesa del Parlamento para después debatirlas y someterlas a votación junto con el plan en el Pleno.

PSOE y PRC se han ofrecido ya a hablar con el PP sobre sus propuestas para intentar consensuarlas, una voluntad de consenso que ha respaldado la propia vicepresidenta regional, pero con una advertencia para que "no se enmiende demasiado la plana", ya que según recordó, el plan responde a las aportaciones de los agentes del sector, ha tenido ya un amplio proceso de participación y es un plan de toda la sociedad de Cantabria, no sólo de lo grupos parlamentarios.