Periodistas denuncian las "vejaciones" a las que son sometidas las profesionales que trabajan en el Sur

Soraya Rodríguez denuncia que "los avances conseguidos no están consolidados" porque en medio mundo discriminar a la mujer

MADRID, 16 (EUROPA PRESS) Las periodistas Rosa María Calaf y Sanjuana Martínez denunciaron hoy las "vejaciones" a las que se ven sometidas las profesionales que trabajan en el Sur y reivindicaron más atención informativa para las mujeres que viven en estos países en vías de desarrollo, donde su vida "vale poco menos que nada".

En una mesa redonda organizada por la campaña 'Muevete por la Igualdad. Es de Justicia' inaugurada por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, las periodistas pusieron el acento en las dificultades que deben afrontar, no sólo las corresponsales en estos países, sino las informadoras locales "que se quedan allí cuando los demás se van".

Así, Rosa María Calaf, ex corresponsal de TVE en distintos países, incidió en que para estas mujeres, que en muchos casos tienen que esconder su profesión "por miedo a que se descubra que no son amas de casa", desarrollan el trabajo periodístico a sabiendas de que "cada salida puede ser la última".

"Es esencial que nos esforcemos en dar una visión de género a la información y en apoyar a las colegas de allí, que con su valentía trabajan por todas las mujeres", señaló Calaf, para después incidir en que "siendo el absoluto sostén de la sociedad", la mujer es la víctima preferencial de todo tipo de abusos, hasta el punto de que se utilizan "armas de guerra específicas para ella, como la violación".

Sobre este asunto, Martínez, especializada en temas de derechos humanos para distintos medios mexicanos, apuntó las trabas a las que se enfrentan las mujeres en Latinoamérica para poder ejercer, porque las periodistas quedan relegadas a las secciones de gente y moda, mientras los hombres se encargan de las cuestiones relevantes, ocupan los puestos directivos y los espacios que los Medios destinan a Opinión.

Además, denunció que "los derechos laborales son constantemente violados", entre otras cosas porque las mujeres cobran un 50 por ciento menos que los varones por realizar el mismo tipo de trabajo, y las embarazadas son despedidas porque "se las considera incapacitadas para cubrir ciertas informaciones".

Esta desigualdad se refleja también a la hora de informar sobre mujeres. Según explicó, sólo un 20 por ciento de las noticias tienen relación con mujeres y en la mayoría de ellas predominan "clichés y estereotipos" que velan la realidad. "Para estas mujeres el silencio es de plomo y la palabra de oro, porque el silencio de los medios de comunicación es como si se las violara de nuevo", añadió Calaf.

APOSTAR POR LA MUJER, IMPULSAR EL DESARROLLO

En este sentido, la secretaria de Estado destacó la necesidad de informar sobre el papel vertebrador de estas mujeres e incidió en que "trabajar para el desarrollo es trabajar para ellas". "Si mejoras el papel de estas mujeres, el efecto multiplicador es increíble, mientras que con los hombres, que no son tan activos, no se nota tanto", aseguró.

Rodríguez, que repasó las aportaciones de España a los organismos internacionales que trabajan desde la perspectiva de género, con un incremento del mil por cien desde 2004, incidió en "los avances conseguidos no están consolidados y en más de la mitad del mundo la discriminación es legal". "Queda muchísimo por trabajar desde todos los ámbitos", señaló.

Esta campaña, promovida por las ONG Ayuda en Acción, InterRed y Entreculturas, tiene por objetivo "fomentar una ciudadanía más activa y no sexista, con capacidad para exigir el cumplimiento de los compromisos internacionales en materia de Igualdad entre géneros", así como abrir un espacio donde las mujeres del Sur y del Norte puedan hacerse escuchar, conforme explicó la directora general de Ayuda en Acción, Patricia Moreira.