Rodríguez (CC) recalca que el Gobierno canario no pretende sustituir a las ONG en su labor con los bancos de alimentos

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 30 (EUROPA PRESS) El consejero de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Jorge Rodríguez, recalcó esta mañana ante los medios que el Ejecutivo autónomo "no pretende sustituir a las ONG" en la labor que están desarrollando con los bancos de alimentos, por lo que quiso dejar claro que lo único que hace la Comunidad Autónoma es "incentivar y poner los medios que se necesiten para mejorar las donaciones". Rodríguez recordó que la labor de su departamento es hacer de interlocutor con las asociaciones de supermercados, hipermercados y grandes superficies del archipiélago para aumentar las donaciones de productos a los bancos de alimentos, algo que está coordinando la Consejería regional de Bienestar Social. "En España, los bancos de alimentos están ayudando a un millón de personas, y en los últimos seis meses las donaciones han disminuido, de ahí que la intención del Gobierno de Canarias sea ayudar con sus propios medios para mejorar las donaciones y para que esta actividad, que en las islas afecta a 30.000 personas, se pueda desarrollar de la mejor forma posible", declaró. Asimismo, el responsable autonómico se preguntó por qué se tira comida cuando hay personas que la necesitan, y quiso dejar claro que no entiende "cómo alguien se puede oponer a esto". "Lo podría entender en clave política, para hacer daño al Ejecutivo, pero no para hacer daño a 30.000 personas que lo necesitan ¿Es que nadie piensa en esas personas? ¿Es que sólo estamos en la estética de la foto y nadie tiene ya un principio ético en esta sociedad? Tenemos que pensar en las personas que necesitan esa ayuda y dejarse de cuentitos", recalcó Rodríguez. El consejero insistió en que los productos que donan los supermercados a los bancos de alimentos "están en perfecto estado para el consumo", e hizo hincapié en que 150 toneladas de alimentos vienen de Europa a Canarias cada año para ser distribuidas por las ONG, y que los bancos de alimentos funcionan en toda la UE --Londres, París, Berlín, etcétera--, por lo que dijo no entender "dónde está la novedad y la sorpresa". "Gente que nunca ha ayudado a nadie es la que se escandaliza, gente que va por la vida de estéticos y no de éticos", concluyó.