UNICEF pide la anulación del matrimonio de una niña saudí de ocho años y un hombre de 47

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) reiteró ayer su preocupación por el matrimonio en Arabia Saudí de una niña de ocho años obligada a casarse con un hombre de 47, después de que un juez saudí rechazase anular la unión pese a las peticiones de la madre de la menor.

La directora ejecutiva de UNICEF, Anne M. Veneman, lamentó que "independientemente de las circunstancias de cada marco legal, el matrimonio de un menor es una violación de los derechos de la infancia", según un comunicado de la ONU. "UNICEF se une a las numerosas voces preocupadas porque el matrimonio infantil contraviene los estándares internacionales de Derechos Humanos".

En este sentido, Veneman recordó que la propia Declaración Universal recoge que el matrimonio debe ser libre y consentido, algo que a su juicio no se puede dar cuando una de las partes implicadas "es demasiado joven para tomar una decisión informada". La directora de UNICEF advirtió de que si esta situación no se corrige la niña podría sufrir daños emocionales, físicos y psicológicos a largo plazo.