Agudo coincide en la existencia de "síntomas" y "brotes verdes" que constatan una "amortiguación en la caída"

Aclara que no supondrá un crecimiento positivo "de manera milagrosa", pero es la condición necesaria para que se produzca más adelante

SANTANDER, 13 (EUROPA PRESS)

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno cántabro, Ángel Agudo, aseguró hoy que los últimos datos que se van conociendo empiezan a "confirmar" la existencia de "síntomas" o "brotes verdes" en la economía --como ha dicho la ministra de Economía, Elena Salgado--, que constatan que "se está amortiguando la caída".

Esto no significa que "de repente, de manera milagrosa" se vaya a producir una recuperación económica y se vuelva a las tasas positivas de crecimiento, sino que manifiesta que el deterioro se empieza a "frenar" y esto supone un "cambio de tendencia imprescindible" y una "condición necesaria" para más adelante volver a registrar crecimientos en tasas positivas, según comentó Agudo en rueda de prensa.

El consejero presentó hoy un nuevo número del boletín de coyuntura económica, correspondiente al primer trimestre del año, y entre las conclusiones puso el énfasis precisamente en esos síntomas que indican que la economía está entrando ya en la "salida del túnel".

Según dijo, así se evidencia en los últimos informes de la OCDE, del Banco Central Europeo o del Fondo Monetario Internacional, y en el caso cántabro en indicadores como la matriculación de turismos, que pese a los descensos cae diez puntos menos que la media; y en el comportamiento del índice de producción industrial, que amortigua su descenso.

Las cifras económicas de Cantabria en el primer trimestre, en las que falta todavía el dato de la contabilidad regional para conocer el crecimiento registrado, ofrecen para el consejero algunas lecturas positivas, pese a que la región "no es ajena" al contexto de crisis internacional. En su opinión, la comunidad tiene un comportamiento "menos malo" que el resto de España.

BAJA LA RECAUDACIÓN

Entre los datos facilitados por el consejero, destaca el descenso de la recaudación tributaria en los tres primeros meses del año, con una bajada del 16,9 por ciento, con un comportamiento "desigual" según los tipos de impuestos.

Así, bajaron los impuestos indirectos como consecuencia de la reducción generalizada del consumo (el IVA, los Impuestos Especiales, el de Transmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados, entre otros).

En cambio, subieron los impuestos directos un 18,72 por ciento, registrando así la única subida de estos impuestos en todo el país, donde hubo un descenso medio del 10,87%. Por su parte, el IRPF se incrementó un 9,21 por ciento, lo cual, según el Gobierno cántabro, "denota una menor pérdida de empleo".

MERCADO DE TRABAJO

En términos de empleo, Agudo reconoció el incremento de 10.200 parados en los tres primeros meses del año, pero matizó que 2.200 de esos nuevos desempleados fue por el aumento de la población activa, mientras que en el cuarto trimestre de 2008, en cambio, la totalidad de los nuevos parados fue por destrucción de empleo.

Además, Cantabria mantiene su tasa de paro cinco puntos por debajo de la media nacional (en el 12,42%), ha alcanzado una "cifra récord" de trabajadores activos (283.700), el número de activos ha aumentado un 1,44 por ciento "en plena recesión" y los afiliados a la Seguridad Social crecieron en marzo por primera vez desde julio de 2008.

Agudo resaltó que el comportamiento temporal del paro y la ocupación está siendo diferente en Cantabria, porque mientras en España el ascenso del paro comenzó en el primer trimestre de 2007, en la región se inició en el tercer trimestre de 2008, con una caída, "más tardía", pero también "más abrupta". Ahora bien, si se compara la evolución del paro desde el primer trimestre de 2007 hasta hoy, en Cantabria la caída ha sido 30 puntos inferior a la de España.

NUEVO MODELO DE CRECIMIENTO

Por lo que se refiere a la evolución de los distintos sectores económicos, el consejero incidió en el cambio del patrón de crecimiento, en el que cobra más peso la industria y lo pierde la construcción, lo cual, a su vez, explica según Agudo la evolución del mercado de trabajo en Cantabria.

El consejero recordó que en el periodo 2000-2004 el peso de la construcción en el PIB cántabro creció dos puntos básicamente a costa de la industria pero, en cambio, a partir de 2006 se produce la tendencia inversa, algo que achacó al cambio de Gobierno.

Y, en paralelo, aseguró que la región pasó de tener tasas de paro similares a las de España, a registrar un diferencial positivo de cinco puntos. Si no se hubiera producido ese cambio y si el PP siguiera en el Gobierno, Agudo aseguró que Cantabria tendría hoy 48.000 parados, en lugar de los 35.200 actuales.

El consejero destacó también el mejor comportamiento del sector servicios en el primer trimestre, debido a la evolución de la actividad comercial y del turismo y, en especial, del transporte aéreo, con un crecimiento de la cifra de pasajeros del 12,2 por ciento, frente a una caída del 19 por ciento en España.

Por último, en cuanto al sector exterior, las exportaciones cayeron un 23,45 por ciento en los dos primeros meses (-25,54% en España) mientras las importaciones se redujeron un 56,87%, "la mayor corrección" del país (-30,58%). En consecuencia, el saldo comercial fue positivo en 57 millones de euros, frente a un saldo negativo de 140 millones en 2008.