El paro sube en marzo a 3,6 millones de personas

MADRID (Reuters) - El desempleo continúa subiendo dramáticamente en España en marzo hasta los niveles más altos en más de 12 años, manteniendo al país en la lista negra de la Unión Europea en esta materia en medio de una intensa recesión económica.

Según cifras del Ministerio de Trabajo e Inmigración divulgadas el jueves, el paro subió en marzo en 123.543 personas, a un total de 3.605.402, lo que representa un alza mensual del 3,5 por ciento después de que en febrero alcanzase los 3,5 millones de desempleados por primera vez en 12 años.

Según la Secretaria General de Empleo, Maravillas Rojo, estos datos muestran "la continuación del intenso proceso de ajuste de la economía española, que sigue afectada por los efectos de la crisis".

"Aunque el incremento del mes de marzo sea el menor de los últimos seis meses, representa todavía un alto número de personas que han perdido su empleo y atraviesan momentos difíciles", añadió Rojo.

Rojo añadió que será preciso constatar la evolución de los próximos meses para tener una perspectiva más global de mejora, "pero confiamos en que se mantenga la tendencia".

POR SECTORES

En el sector servicios, el paro registrado se incrementó en 57.891 personas en marzo con un aumento del 2,8 por ciento respecto al mes anterior.

En el colectivo sin empleo anterior, el desempleo sube en 21.033, un 10,3 por ciento; en industria el incremento fue de 20.322, el 4,3 por ciento; en construcción en 16.613, un 2,3 por ciento y en agricultura en 7.684, un 8,9 por ciento.

En cuanto a la contratación, en marzo se firmaron 1.061.112 contratos, con un descenso de 224.532, un -17,4 por ciento respecto al mismo mes en 2008.

La contratación indefinida ha registrado 121.228 contratos, que representan el 11,4 por ciento el total.

La Seguridad Social registró 18.058.122 afiliados medios durante el pasado mes de marzo. Esta cifra representa un descenso de 54.489 ocupados en relación con el mes anterior.

Según Trabajo, el dato es negativo, pero muestra una cierta reducción de la pérdida de afiliados que se ha producido en los últimos meses.

La tasa de variación interanual se sitúa en el -6,50 por ciento, según datos de la Tesorería General de la Seguridad Social.