La Cámara de Comercio tinerfeña exige al Estado un plan de recuperación especial para Canarias ante datos del paro

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, Ignacio González Martín, ha asegurado este viernes que "la intensidad y la velocidad del deterioro económico que está experimentando el mercado del trabajo en las islas obliga a que el Estado tome cartas en el asunto y ponga en marcha, de inmediato, un plan de recuperación económica especial para el Archipiélago". "En estos momentos, no hay ninguna Comunidad Autónoma en España tan castigada por la recesión económica como Canarias, donde uno de cada cuatro canarios está sin trabajo, un claro síntoma de la parálisis que están sufriendo las empresas isleñas", añadió.

Con 280.600 desempleados, el archipiélago se ha convertido en el primer trimestre de 2009 en la Comunidad Autónoma con la tasa de paro más alta de toda España, un 26,1 por ciento, frente al 17,36 por ciento de la media nacional. El Archipiélago desbanca así a Andalucía como líder en la negativa estadística de la Encuesta de Población Activa (EPA) y, con una subida del cercana al 5 por ciento en apenas tres meses, hace del comienzo del año el trienio más negro para el mercado laboral canario desde el primer trimestre de 1994.

González Martín advirtió en un comunicado que, "de no aplicarse un plan de choque específico para Canarias que rompa la larga cadena del desempleo podríamos acercarnos, cada vez más rápido, a ese duro período de comienzos de los 90, en el que la tasa de paro llegó a alcanzar al 28,6 por ciento de la población activa, e incluso superarlo, alcanzando el máximo histórico del 30 por ciento en los próximos meses".

Para González Martín "el Gobierno tiene que liderar proyecto global a favor del empleo con el apoyo de la oposición y la participación activa de los agentes económicos y sociales". "Es urgente atacar las causas que están generando esta destrucción del empleo tan intensa en el Archipiélago, desde un enfoque global de medidas que favorezcan la creación de empleo y con ello la salida de la crisis económica actual", matizó.

Añadió, además, que es necesario corregir los principales problemas que están provocando un funcionamiento tan ineficiente del mercado de trabajo. Esta crisis puede propiciar la evolución hacia un mejor modelo económico para Canarias pero para ello será necesario propiciar también una evolución del mercado laboral.

CAMBIOS DE RUMBO

A su juicio, el momento que está atravesando Canarias requiere de un altísimo ejercicio de compromiso social y de responsabilidad pública. Tal y como indicó, "hay que tener muy claras las prioridades y una de ellas es reactivar la concertación y el diálogo social para afrontar una regulación laboral con medidas nuevas que propicien una evolución del mercado laboral en todos sus frentes, ya que en la actualidad se está mostrando bastante caduco".

En este sentido, el presidente de la Cámara afirmó que se debe reducir la alta volatilidad del empleo fomentando las contrataciones indefinidas, "y eso sólo es posible si el modelo de contrato indefinido es asumible por los empresarios. Hacen falta cambios que eviten que las empresas hagan frente a las fluctuaciones económicas mediante la rotación laboral en lugar de buscar cambios en la organización del trabajo". De igual manera, González Martín entendió que se debe impulsar la cualificación profesional para facilitar la recolocación de trabajadores en paro, así como la contratación de los colectivos más desprotegidos y dar un mayor respaldo la contratación a tiempo parcial. Según explicó, "estamos tardando en entrar de lleno en una negociación colectiva que se muestra muy rígida y poco cooperativa y perdiendo un tiempo precioso para propiciar una colaboración público-privada entre los servicios de empleo de la comunidad autónoma y las empresas de intermediación laboral para favorecer un sistema más efectivo de búsqueda activa de trabajo y proporcionar mayores oportunidades al trabajador".

El presidente de la Cámara aclaró que la economía de las islas necesita una inyección urgente de inversión pública, de austeridad en los gastos corrientes y de medidas que den liquidez a los negocios y apoyo a los hogares castigados por el desempleo para revitalizar el cada vez más débil tono muscular del tejido empresarial y de las economías familiares de las Islas".