La consejera de Cultura celebra el Día de Andalucía con los andaluces de la población suiza de Crissier Lausanne

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS) La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, presidió ayer la celebración del Día de Andalucía en la localidad suiza de Crissier Lausanne, un acto organizado por la comunidad de andaluces y el Centro García Lorca de esa localidad. Según informó la Junta en un comunicado, en su intervención, Rosa Torres expresó que Andalucía "muestra hoy una vitalidad que la ha llevado a alcanzar en las últimas décadas importantes cotas de desarrollo hasta el punto de encontrarnos más preparados que nunca para afrontar los efectos negativos de la crisis económica". El acto tuvo lugar en la Grand Sale de Chizas de la ciudad suiza y, además de Rosa Torres, intervinieron el presidente de la Asociación de Andaluces de Crissier Lausanne, Roberto Arnedo, y el cónsul de España en Ginebra, Antonio García Abad; posteriormente el Coro Rociero García Lorca-Asociación de Andaluces interpretó el himno de Andalucía. La celebración concluyó con actuaciones de diversos grupos musicales formados por andaluces de la zona. Rosa Torres felicitó a los andaluces allí afincados por haber logrado integrarse en una sociedad tan distinta a la de sus orígenes "y, al mismo tiempo, haber mantenido intacto el sueño de Andalucía", una comunidad cuyo espectacular cambio en los últimos 25 años ha supuesto "un salto histórico hacia la modernidad y el bienestar social, hasta convertirnos en tierra de acogida de quienes buscan, junto a nosotros, una oportunidad de vida digna". Por último, la consejera de Cultura agradeció a los andaluces en el exterior su contribución para "la internacionalización de la comunidad y de su presente, de sus valores cívicos y democráticos". El Gobierno andaluz viene apostando decididamente por las comunidades de andaluces afincados fuera la Comunidad Autónoma a través del I Plan Integral para los Andaluces en el Mundo, dirigido a agentes políticos, sociales y económicos del exterior con objeto de dinamizar sus organizaciones, así como los colectivos de personas retornadas. El plan busca también proteger la diversidad cultural y fomentar las relaciones interculturales de los pueblos del mundo para consolidar la integración social y laboral de nuestros ciudadanos residentes en otros territorios.