Los braceros dominicanos de caña de azucar anuncian una ofensiva por sus derechos laborales

  • Santo Domingo, 5 may (EFE).- La Asociación de Trabajadores Cañeros de los Bateyes (ATCB) dominicanos anunció hoy que llevará a cabo una "ofensiva ante instancias nacionales e internacionales" en demanda de pensiones y protección sanitaria por los años que los braceros dedicaron a trabajar en el corte de caña.

Los braceros dominicanos de caña de azucar anuncian una ofensiva por sus derechos laborales

Los braceros dominicanos de caña de azucar anuncian una ofensiva por sus derechos laborales

Santo Domingo, 5 may (EFE).- La Asociación de Trabajadores Cañeros de los Bateyes (ATCB) dominicanos anunció hoy que llevará a cabo una "ofensiva ante instancias nacionales e internacionales" en demanda de pensiones y protección sanitaria por los años que los braceros dedicaron a trabajar en el corte de caña.

Virgilio Almánzar, presidente del Comité Dominicano de los Derechos Humanos (CDDH), organismo que actúa en apoyo de la asociación, dijo a Efe que con estas acciones se busca mejorar la situación de cerca de 2.000 braceros retirados que trabajaron en las plantaciones de caña en diferentes periodos entre 1952 y 1999.

"La mayoría (de ellos) no salió pensionado por el Estado. Se les estafó su dinero con la anuencia del poder del Estado", dijo Almánzar, quien explicó que "muy pocos están pensionados y los que lo están, reciben una cantidad tan ínfima que no les da para comprar medicinas ni comida".

Los cortadores de caña que no calificaron para ser pensionados deben recibir la devolución del dinero que se les retuvo, en opinión de Almánzar, quien indicó que también se pide la mejora de las pensiones a los que la tienen y un seguro médico para los trabajadores, además de unas condiciones de vida más dignas para los empleados, la mayoría de ellos haitianos.

"Algunos trabajaron en las plantaciones desde los once años", declaró Almanzar, quien agregó que "muchos tampoco tienen protección sanitaria".

Consideró que "se comete un gran abuso contra estas personas. Migración se lleva a Haití (por su situación irregular) a estos infelices, que dejaron su sudor en los cañaverales durante 50 ó 55 años".

El activista anunció que la asociación acudirá a los tribunales de la nación para denunciar esta situación "y si lo rechazan (el caso) lo llevaremos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", con sede en Washington.

Sobre el posible rechazo del asunto en las instancias judiciales del país, dijo que no sería extraño, porque "este es un Estado desinstitucionalizado, estafador, que nos llena de vergüenza".

También anunció que la Asociación trasladará esta denuncia a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ya que "este asunto viola leyes nacionales y disposiciones internacionales suscritas por la República Dominicana".