ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

La Diputación de Valencia y Manos Unidas ejecutan un programa de desarrollo en zonas deprimidas del nordeste del Brasil

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

La Diputación de Valencia y Manos Unidas están ejecutando un programa de desarrollo en diversas zonas deprimidas del nordeste del Brasil, gracias a una subvención de la institución provincial de 24.937,5 euros, concedida a esta ONG para tal fin, informaron hoy fuentes de la corporación provincial en un comunicado.

El proyecto se concreta, exactamente, en los estados de Alagoas, Penambuco y Paraíba, una de las regiones más divididas y secas de Brasil y con mayores dificultades para el cultivo y la explotación de las tierras, con los consiguientes problemas de subsistencia que esto acarrea para la población.

Por ello, este programa persigue potenciar los sectores productivos propios a partir del uso sostenible de la agrodiversidad, acceder a nuevos recursos hídricos y fortalecer las organizaciones de base potenciando las políticas públicas municipales y fortaleciendo las redes estatales ligadas al desarrollo rural sostenible, señalaron las mismas fuentes.

El diputado de Cooperación Municipal e Internacional, Juan José Medina, manifestó sobre este proyecto que "la ayuda que otorgamos servirá para mejorar las precarias condiciones de vida a las que están sometidas las familias que residen en estos municipios y que se agravan, además, por los periodos de sequía prolongada en las regiones, debido a las dificultades de acceso al agua para el consumo humano y para la producción".

Por su parte, la ONG Manos Unidas añade que "la ayuda económica de la Diputación a este programa "minimizará también la sensación de inseguridad provocada por la ausencia de condiciones mínimas para producir y la falta de recursos para la adquisición de alimentos de calidad condiciona a las familias a la dependencia de cestas básicas de alimentos distribuidas por los programas de emergencia del gobierno, que no garantiza la autonomía de las familias ni el seguimiento de una dieta alimentaria adecuada".

Entre las prioridades de programa de desarrollo para estas zonas deprimidas del nordeste del Brasil se enmarca la lucha contra la pobreza, el manejo de los recursos naturales de la población rural, la construcción de un azud para aprovechar el agua,, la mejora de los caminos entre municipios y la diversificación de los cultivos.

Se ha calculado, según datos ofrecidos por Manos Unidas, que en el estado de Paraíba las personas beneficiadas por este proyecto serán 1.125; en el estado de Pernambuco 1.200 y, por último, en el estado de Halagaos el número de beneficiarios se fija en 900. En total, entre los estados, los beneficiarios directos serán 3.225 personas, lo que se estima en unas 645 familias.

El diputado Juan José Medina concluyó diciendo que "este programa disminuirá la pobreza entre estas familias, porque accederán al agua y al cultivo con garantías y obtendrán autonomía productiva con la que abrirse un hueco en el mercado y en las inversiones en las políticas públicas locales".