Acaba la instrucción del caso de la menor parapléjica por disparos de su novio en Rute en 2006

CÓRDOBA, 18 (EUROPA PRESS)

Más de dos años y medio después de que ocurrieran los hechos, el 12 de septiembre de 2006, está a punto de culminar la instrucción del caso referido a la entonces menor de 16 años, tutelada por la Junta y acogida en un centro de protección en Rute (Córdoba), que quedó parapléjica tras dispararle con una escopeta su ex novio, Manuel García, entonces de 23 años.

Según informaron a Europa Press fuentes judiciales, ya sólo resta, para que concluya la referida fase de instrucción en el juzgado de Lucena (Córdoba) que ha llevado el caso, que las acusaciones presenten sus correspondientes escritos de calificación provisional, tras lo cual se procederá a señalar fecha para la celebración de la vista oral del juicio contra García en la Audiencia Provincial de Córdoba, probablemente antes del próximo verano.

El largo proceso de instrucción de este caso ha tenido dos consecuencias, la primera, que fue preciso prorrogar la situación de prisión provisional en la que se encuentra García, ya que lleva en la cárcel desde que ocurrieron los hechos, que fue cuando le detuvo la Guardia Civil y le imputó la presunta comisión de un delito de homicidio en grado de tentativa.

La otra consecuencia de esa larga fase de instrucción es que la Junta de Andalucía ya no está personada en el procedimiento, porque al alcanzar la mayoría de edad la entonces menor, Carmen Romero, dejó de tener la tutela sobre ella y no puede representarla. De hecho, la misma letrada, Carmen Santiago, que inicialmente se personó en el procedimiento como acusación particular en nombre de los padres de la joven, es quien ahora la representa también.

Esta abogada dijo a Europa Press que, aunque aún no ha presentado su escrito de acusación, dado que Carmen Romero "quedó parapléjica y padece graves lesiones neurológicas, que le provocan intensos dolores", pedirá "indemnizaciones cuantiosas" por ello, no descartando a este respecto pedir que se declare la responsabilidad civil subsidiaria de la Junta de Andalucía, ya que la joven estaba acogida en un centro de protección de menores tutelado por la Junta cuando ocurrieron los hechos.

Precisamente, fue en septiembre de 2006 cuando la ya entonces consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, ahora en funciones, afirmó respecto a la joven tiroteada en Rute que la Junta de Andalucía, ya que la menor estaba tutelada por la Administración andaluza, "se siente más responsable con este caso, pero nunca culpable".

Los hechos tuvieron lugar en la noche del 12 de septiembre de 2006, cuando la joven, en compañía de otras chicas, volvía al centro de protección de menores en Rute en el que estaba acogida bajo tutela de la Junta de Andalucía, concluyendo así el paseo al que los menores residentes en dicho centro estaban autorizados tras la cena, entre las 22,45 y las 23,15 horas en periodo vacacional, como era el caso.

En ese momento, su ex novio, Manuel García, con el que la joven había roto y que al parecer había esperado su regreso en la calle, ante el citado centro de protección de menores, supuestamente le disparó tres veces con una escopeta, alcanzando a la menor en dos ocasiones, una en un muslo y otra, la más grave, en el abdomen, a la altura del estómago, con un proyectil que le provocó heridas en un riñón y también un grave daño medular, del que fue posteriormente intervenida quirúrgicamente en dos ocasiones, con la pretensión de evitar futuras afecciones neurológicas a la menor que, finalmente, quedó parapléjica.

La joven permaneció ingresada cinco semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, mientras que su ex novio permanece en prisión preventiva desde entonces, ya que, tras efectuar los disparos contra la menor, llamó a la Guardia Civil y se autoinculpó, siendo detenido poco después de hacer dicha llamada telefónica.