Condenado a más de 22 años de prisión el joven que asesinó a su mujer de 32 puñaladas en Talavera (Toledo)

TOLEDO, 15 (EUROPA PRESS)

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a D.H.G.Ll., de 29 años de edad, a 22 años y nueve meses de prisión por un delito de asesinato, y otro de amenazas graves, con la agravante de parentesco y la atenuante de confesión, y por un delito de quebrantamiento de condena, en la persona de su ex mujer, N.P.D.C., a la que mató de 32 puñaladas en Talavera de la Reina (Toledo) en junio de 2008, y a indemnizar con 130.000 euros a cada uno de los dos hijos que ambos mantenían.

Según establece la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la Audiencia considera probado que los hechos ocurrieron en junio de 2007, cuando en una hora no determinada, pero comprendida entre las 0.00 y la 1.30 horas, D.H.G.Ll. que había sido condenado a seis meses de prisión y 16 meses de alejamiento y prohibición de comunicación por un delito de malos tratos a su esposa, N.P.D.C., accedió al domicilio familiar en Talavera de la Reina, esperando en el piso a que llegara su mujer y sus dos hijos.

Cuando su mujer mandó a los dos niños a la cama, y cuando se tumbó en el sofá para descansar se abalanzó sobre ella con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones y comenzó a acuchillarla por todo el cuerpo con intención de acabar con la vida de la joven, que falleció por un 'shock' hemorrágico provocado por las 32 cuchilladas recibidas.

Una vez ejecutada esta acción, el acusado arrastró el cadáver de la mujer hasta el dormitorio del matrimonio, dejándolo sobre la cama y permaneciendo el procesado en el piso varias horas, hasta que al amanecer y junto a sus hijos emprendió la huida a Madrid, donde fue detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

A pesar de que el tribunal condena al reo, en prisión desde el 17 de junio del 2007, a indemnizar con 130.000 euros a cada uno de los dos hijos que ambos mantenían, rechaza la privación de la patria potestad de los menores, tal y como pedía la acusación particular.