Despiden en Irún a la mujer asesinada y su ex pareja ingresa en prisión

  • San Sebastián, 11 may (EFE).- Yasmin Zamia Rodríguez, la mujer colombiana acuchillada presuntamente por su ex pareja en Irun, ha sido enterrada hoy en esta localidad guipuzcoana, mientras que su presunto asesino ha ingresado ya en prisión y el motorista que resultó herido al tratar de auxiliarla ha abandonado la UCI.

San Sebastián, 11 may (EFE).- Yasmin Zamia Rodríguez, la mujer colombiana acuchillada presuntamente por su ex pareja en Irun, ha sido enterrada hoy en esta localidad guipuzcoana, mientras que su presunto asesino ha ingresado ya en prisión y el motorista que resultó herido al tratar de auxiliarla ha abandonado la UCI.

El funeral en memoria de la última víctima de la violencia machista, que deja una hija, se celebrará esta tarde, a las 19:00 horas, en la Iglesia Nuestra Señora del Juncal de Irun.

Por la mañana, ha tenido lugar el entierro del cuerpo de Yasmin Zamia Rodríguez, de 37 años, quien murió en la madrugada del pasado sábado presuntamente a manos de su ex pareja, también de origen colombiano, que la apuñaló en el cuello tras impactar su turismo contra el coche en el que ella viajaba para provocar un accidente.

El agresor, de la misma edad de la víctima, hirió además de gravedad a Juan Pablo Urtizberea, un irunés de 49 años, que pasaba casualmente con su moto por el lugar y que paró para auxiliar a la víctima.

Urtizberea, quien recibió dos navajazos en el abdomen, fue operado el mismo sábado en el Hospital Comarcal del Bidasoa de Irun y evoluciona satisfactoriamente ya que, según han indicado a Efe fuentes del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), hoy ha abandonado la Unidad de Cuidados Intensivos y ha quedado ingresado en planta con pronóstico reservado.

Conchi Miranda, esposa de este motorista irunés, ha afirmado que su marido "no se arrepiente de nada y volvería a hacerlo otra vez, no se lo pensaría".

Miranda ha explicado a los periodistas en las puertas del hospital que Urtizberea se encuentra "bien", aunque "un poco dolorido" por las dos heridas de arma blanca que sufrió al intentar socorrer a Yasmín, quien finalmente murió a causa de una cuchillada en el cuello.

Tras relatar que su esposo fue plenamente consciente de lo que ocurría al parar su moto y que "lo único que hizo fue intentar sacar" al asesino de encima de su víctima, Conchi Miranda ha deseado la "mayor condena" para el responsable de la agresión, quien ha ingresado a primera hora de la tarde en la cárcel donostiarra de Martutene por orden del titular del juzgado de guardia de Irun.

La asociación de vecinos de Ventas, barrio de Irun en el que reside Juan Pablo Urtizberea, también ha agradecido el gesto "lleno de nobleza y valentía" de su vecino al que prevé rendir un homenaje.

Las muestras de dolor se han sucedido desde el pasado sábado en Irun, donde hoy alumnos y profesores del Instituto Pío Baroja, en el que estudia la hija de Yasmín Zamia Rodríguez, han celebrado una concentración para condenar lo sucedido.

El director del centro, Javier Garín, ha explicado a Efe que ha sido una protesta que se ha "improvisado" a primera hora porque "flotaba en el ambiente la idea de hacer un acto para rechazar este asesinato y mostrar el apoyo de profesores y alumnos a Angie", la hija de la víctima.

Esta tarde, a las 19:00 horas, los familiares y allegados de la fallecida tienen previsto darle su último adiós en el funeral que se oficiará en su memoria, al que ya ha anunciado su asistencia la presidenta del Parlamento Vasco, Arantza Quiroga.

Quiroga tiene previsto trasladarse antes al Hospital Comarcal del Bidasoa para visitar a Urtizberea "en reconocimiento a su solidaria acción".

Los actos de protesta contra lo ocurrido se extenderán hoy a otras localidades vascas ya que, por ejemplo, en San Sebastián hay convocadas dos concentraciones, la primera ante las Juntas Generales, y la segunda en el Boulevard.