Detenidos dos varones de 31 y 30 años en Durango y Leioa (Bizkaia) por maltratar a su parejas sentimentales

BILBAO, 18 (EUROPA PRESS)

Dos varones de 31 y 30 años de edad fueron detenidos ayer en las localidades vizcaínas de Leioa y Durango por maltratar a sus respectivas parejas, según informó el Departamento vasco de Interior.

El primer caso de violencia de género se registró a las doce y media del mediodía de ayer, cuando la Ertzaintza recibió una llamada desde un domicilio de la localidad de Getxo en el que trabajaba como empleada de hogar una mujer que había sido víctima de agresiones por parte de su pareja.

Personados los agentes en el citado lugar, contactaron con la víctima, que les manifestó que su novio, tras una discusión, la había agredido mediante empujones y puñetazos en la vivienda que ambos comparten en el municipio de Leioa.

La mujer señaló a los agentes que había tratado de defenderse del maltrato cogiendo un atizador de la chimenea, pero que su pareja se lo arrebató y, a continuación, la golpeó con el mismo. Finalmente, explicó que logró evadirse de la agresión encerrándose en una habitación, apilando muebles junto a la puerta, donde permaneció allí encerrada un buen rato.

Tras salir de la habitación, la victima se dirigió a su lugar de trabajo desde el que realizó la llamada a la Ertzaintza. Minutos más tarde, la Policía vasca estableció un dispositivo de vigilancia interceptando al autor de la agresión, un varón de 31 años, que fue arrestado por un presunto delito de violencia de género.

El segundo caso de maltrato se registro sobre las cinco y media de la tarde del domingo. A esa hora, la Ertzaintza se desplazó a un inmueble de la localidad de Durango, ya que en el lugar se había producido un episodio de violencia de género.

Los agentes se personaron en el citado domicilio y contactaron con un varón que, ante las preguntas realizadas por los ertzainas, admitió haber agredido a su mujer. Los agentes contactaron en un piso superior con la presunta víctima que manifestó a los policías que su marido la había maltratado, tras golpearla en el rostro y el resto del cuerpo, en presencia de sus hijos menores de edad.

Asimismo, la víctima señaló que tuvo que huir a casa de los vecinos para no sufrir más agresiones. Por todo lo anterior, los agentes procedieron al arresto del presunto agresor de 30 años por un presunto delito de violencia de género.