El acusado de matar a su pareja en Coín (Málaga) dice ser inocente y que fue otro hombre a casa esa noche

MÁLAGA, 25 (EUROPA PRESS)

El hombre alemán acusado de asestar una puñalada en el pecho a su pareja, de nacionalidad británica, causándole la muerte en enero de 2008 en Coín (Málaga), se declaró hoy inocente ante el jurado popular que lo juzga y aseguró que un ex compañero sentimental de la víctima y supuestamente padre de la hija de 11 años de edad de ésta estuvo en la casa la noche de los hechos.

Los hechos sucedieron en la madrugada del día 4 de enero. Víctima y acusado residían con la hija de ésta, de 12 años ahora, que hoy testificó por videoconferencia, a pesar de estar en la Ciudad de la Justicia, para no ver al procesado. Declaró que el hombre la despertó y "más o menos" le dijo que había matado a su madre; además de asegurar que no hubo nadie más esa noche en la vivienda.

El acusado sólo respondió a preguntas de su letrado y aseguró que ese día, cumpleaños de la víctima, preparó con la niña una sorpresa para la mujer, aunque a ella no le gustó, por lo que se fue a un bar y se tomó una copa. Cuando regresó, había un hombre y la mujer le dijo que era el padre de su hija y que era "un hombre de verdad", echándole de la casa, por lo que se fue de nuevo al bar.

Relató que para saber cosas de ese hombre llamó al padre de la víctima, quien le dijo que era una persona "violenta y peligrosa". Tras tomar otra copa, volvió a la casa, donde encontró a la niña durmiendo y a su pareja muerta en la cama, intentando reanimarla, por lo que se manchó de sangre. Tras esto, llamó de nuevo al padre de la mujer para decirle lo que había pasado.

SUSPENSIÓN

Aseguró que no tuvo posibilidad de decirle a la Guardia Civil que el padre de la niña estuvo allí, pero hoy en el juicio dio su nombre y su lugar de residencia, tras lo que el abogado defensor solicitó a al magistrado-presidente del Tribunal del Jurado que se suspendiera el juicio para hacer una información suplementaria o investigación sobre la posible participación de esta persona.

Las acusaciones se opusieron a esta suspensión, calificándola de "improcedente", porque consideraron que ha tenido casi un año y medio para "haber contado su película" y porque "lo único" que hay de una supuesta participación de otra persona es la declaración del acusado. El magistrado no acordó la suspensión, al estimar que no se dan los requisitos legales necesarios.

Asimismo, el acusado y su defensa dedicaron la primera parte de su interrogatorio a hablar de los problemas con el alcohol que tuvieron tanto su padre como su madre cuando él era pequeño, asegurando que él pocas veces bebe en la actualidad. Además, afirmó que la mujer tenía también problemas con el alcohol, cuestionando su papel de buena madre y el trato que le daba tanto a él como a la pequeña.

En este sentido, explicó que la niña fue al colegio porque él convenció a la madre, a la que describió como una persona dejada, mal hablada y que a veces insultaba. Dijo que en esos momentos sentía "tristeza y humillación", pero apuntó que lo que le preocupaba más era "el sufrimiento de la niña". Añadió que no sabe nada de español, aunque la pequeña declaró que sí sabe "un poco".

Según el escrito de acusación inicial del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, el acusado "dio una puñalada a su pareja" con un cuchillo de cocina de 15 centímetros; mientras que la acusación particular añade que hubo premeditación, porque el acusado avisó al padre de la víctima de que la iba a matar, y también alevosía porque la mujer no pudo defenderse por estar ebria y dormida.

Así, el procesado se enfrenta a una petición de 15 años de prisión por parte de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado, que lo acusan de un delito de homicidio, y de 20 años de cárcel por parte de la acusación particular, en representación de la hija de la víctima, de 12 años de edad ahora, y de la Junta de Andalucía, que lo acusan de asesinato. La defensa pide la absolución.