El ex marido de la mujer hallada muerta el pasado martes en Tenerife se confiesa culpable

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 (EUROPA PRESS)

Eduardo G.L., de 47 años de edad, reconoció antes de haber declarado ante el juez haber sido el autor de la muerte de su ex esposa, Carmen Rosa Dorta, cuyo cuerpo sin vida fue descubierto el pasado martes por su hermana en el domicilio de la fallecida, situado en el barrio de Aguadulce, en el término municipal de Guía de Isora (Tenerife), según informaron en declaraciones a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

Pese a que todavía se desconoce cuándo la mató, todo apunta a que el homicidio se cometió el mismo martes por la mañana. No obstante, fuentes de la Benemérita explicaron que por el momento están pendientes de los informes forenses para ver si finalmente ha habido ensañamiento, por lo que el ex marido de la fallecida se enfrentaría a un delito de asesinato y no de homicidio.

Los primeros datos revelan que la muerte de Carmen Rosa Dorta vino precedida y fue consecuencia de los múltiples golpes que el arrestado presuntamente propició a la víctima con sus manos. Si bien, según la Guardia Civil, pudo haber utilizado algún tipo de objeto contundente, extremo que se concretará en la autopsia, cuyo resultado podría cambiar el título de imputación a asesinato.

El detenido fue arrestado en la tarde del pasado martes, cuando conducía el vehículo de la víctima bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que también se le acusa de un delito contra la seguridad vial.

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil tomó declaración al arrestado ayer y continuó con las diligencias de investigación, en especial el análisis de los vestigios encontrados en el lugar así como las ropas y otros efectos del detenido. Una vez finalizadas las diligencias policiales el acusado será puesto a disposición de la Autoridad Judicial.