El hijo del acusado de matar a una mujer en Castellón cumple condena por asesinar a una compañera de su esposa

CIUDAD REAL, 24 (EUROPA PRESS) Ismael Velázquez, hijo de Domingo Velázquez, acusado de estrangular el pasado domingo a su mujer en Castellón, cumple una condena de 20 años por haber matado a una compañera de trabajo de su esposa en Daimiel (Ciudad Real), localidad de origen de la familia. Ismael fue declarado culpable en noviembre de 2004 del asesinato de Consuelo Pozuelo, compañera de trabajo de su mujer en un supermercado por unos hechos ocurridos en agosto de 2002. El joven, que declaró que tenía fantasías sexuales con la mujer y que pidió someterse a una castración biológica --algo que fue denegado dadas sus tendencias sexuales--, degolló a la víctima con un cuchillo jamonero de unos 30 centímetros de hoja. Ismael confesó el crimen un mes después de ocurridos los hechos, al entender que la investigación de la Guardia Civil llegaría a él por las numerosas huellas que había en la casa de la mujer, donde cometió el crimen. Este era el último caso de violencia doméstica en la familia, hasta ese momento, dado que la madre de Ismael, Ramona Rivera, primera esposa de Domingo, también sufrió malos tratos durante 18 años, desde que se casó a los 16, y hasta que el joven fue mayor de edad, cuando decidió divorciarse. En declaraciones a Radio Castilla La Mancha, recogidas por Europa Press, Ramona confirmó los malos tratos prolongados durante muchos años y reconocía que su vida había sido un calvario durante ese tiempo. "Yo --en referencia a Domingo, decía-- no tengo nada que ver con él, pero me ha dado muy mala vida, me ha hecho mucho daño y lo siento por la chica". "Lo mismo que ha sido ella, pude ser yo", puntualizó.