El número de detenidos por violencia de género aumenta un 16% en la demarcación de la Policía Nacional

ALICANTE, 23 (EUROPA PRESS) La subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, destacó hoy el aumento del 16 por ciento en el número de detenidos por violencia de género registrados hasta el 20 de marzo en la demarcación del Cuerpo Nacional de Policía en la provincia, y animó hoy a los 98 nuevos agentes recién incorporados a la plantilla de este cuerpo en la provincia a tener la protección de las mujeres como "prioridad en el trabajo diario". En el acto de bienvenida de los nuevos agentes que se incorporarán a las distintas comisarías de la provincia, Llinares destacó en su intervención que la ciudadanía "celebra hoy vuestra llegada porque saben que así se refuerza aún más la seguridad, y con ello sus garantías de poder desarrollar sus derechos en paz y libertad". La subdelegada mostró su convicción de que los nuevos efectivos responderán a "los retos que día a día se les van a plantear con profesionalidad y eficacia en el marco de la Constitución y las leyes". "En ese sentido, deberéis hacer frente a todo tipo de delincuencia, a la amenaza del terrorismo, a la delincuencia organizada, al tráfico de drogas y a la violencia de género", añadió. Al respecto, recordó la muerte ayer de una mujer víctima de la violencia de género en Castellón, y animó a los nuevos agentes a que "la protección de las mujeres sea una prioridad en vuestro trabajo diario". Además, resaltó la labor policial realizada hasta el momento, con un incremento del 16 por ciento en el número de detenidos por violencia de género a fecha de 20 de marzo, en comparación con el mismo periodo del año pasado, en que el número de detenidos fue de 268 en la demarcación del Cuerpo Nacional de Policía. Llinares también subrayó la "eficacia" de la policía con el incremento de detenidos por tirones, que ha aumentado en un 200 por ciento, --pasando de 6 de 18--, y en el de los detenidos por robos con fuerza en vivienda, que ha aumentado 2,45 por ciento. En esta línea, Llinares instó a los efectivos policiales a "trabajar para que las tasas de criminalidad continúen mejorando tal y como ha ocurrido desde el año 2003 hasta la actualidad, en que la tasa de criminalidad en esta provincia ha descendido 14 puntos situándose por debajo de la media de la Unión Europea". De los 98 nuevos agentes, 32 están destinados a la Comisaría de Alicante; ocho a la de Alcoi; 19 a Benidorm, diez de Denia, 14 a Elx, ocho a Elda y siete a Orihuela. De igual modo, cifró en cerca de 1.500 el número de nuevos efectivos incorporados a la provincia de Alicante desde 2004, 689 de ellos correspondientes al Cuerpo Nacional de Policía y el resto a la Guardia Civil. "Hoy podemos afirmar que hay más policías protegiendo y velando por la seguridad de los alicantinos, y cumpliendo con la misión de garantizar la seguridad y la libertad de la ciudadanía", afirmó. Por su parte, el comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Alicante, Enrique Durán, incidió en que Alicante está "entre las seis provincias con mayor índice de actividad policial", y apostó por realizar la labor de protección de los ciudadanos con "rigor" y "eficacia".