El número de fallecidas por violencia machista se reduce a la mitad y las denuncias suben un 11% entre enero y marzo de 2009

La delegada del Gobierno en Madrid clausura el curso de instructoras de defensa personal femenina MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El número de mujeres fallecidas por violencia de género se redujo a la mitad en la Comunidad de Madrid, mientras que las denuncias por este motivo aumentaron un 11 por ciento entre enero y marzo de este año respecto al primer trimestre de 2008.

Así lo hizo público hoy la delegada del Gobierno de Madrid, Amparo Valcarce, que mostró su "satisfacción" por estos datos, aunque anunció que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "tendrán que seguir trabajando con unos objetivos muy claros, con tolerancia cero y sin bajar la guardia" para atajar esta problemática "que concierne a toda la sociedad".

Según estos datos, dos mujeres murieron en la región víctimas de violencia de género entre enero y marzo de este año, frente a las cuatro del mismo periodo del año pasado. En cambio, las denuncias por maltratos machistas, que en el primer trimestre de 2008 fueron 2.058, aumentaron hasta las 2.286 este año. Además, las órdenes de protección también se incrementaron de 1.184 a 1.680 en el primer trimestre de este año.

En este sentido, Valcarce señaló que se están cumpliendo los objetivos para luchar contra los maltratos a las mujeres con "una mayor protección y sensación de que toda la sociedad está comprometida". Así, recordó que la Policía se comunica diariamente con todas las mujeres con órdenes de alejamiento y que se encuentran en situación de extrema protección, una medida que puso en marcha la anterior delegada del Gobierno, Soledad Mestre.

"Estos datos prometedores se deben a la labor de conjunto de todas las instituciones implicadas; al afán de los profesionales en investigar los delitos, proteger a las mujeres e identificar y detener a los presuntos culpables; a las ayudas sociales, gubernamentales y no gubernamentales que se prestan a las mujeres y a sus familias; y a la labor de los jueces, fiscales, abogados y funcionarios de Instituciones Penitenciarias a quienes corresponderá hacer cumplir las penas impuestas previstas en la legislación", indicó.

CURSOS DE DEFENSA PERSONAL FEMENINA

Valcarce realizó estas declaraciones tras clausurar hoy el curso de instructoras de defensa personal femenina, en el que han participado mujeres policías procedentes de todo el territorio nacional, además de Policía Foral de Navarra y Policía Local de Marín (Pontevedra).

En el acto estuvieron presentes también el jefe de la división de Formación y Perfeccionamiento del Cuerpo Nacional de Policía, Emilio Prieto; el director del Centro de Actualización y Especialización de la Policía Nacional, José María Villareal; y el coordinador del Curso de Instructoras de Defensa Personal Femenina, María Benito.

La delegada señaló el "gran paso" conseguido por la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género para alcanzar la protección integral de las mujeres y velar pos sus derechos fundamentales, entre ellos la vida, la seguridad y la dignidad, "tantas veces alienada por sus agresores".

En este punto, recordó que no hace tanto tiempo la violencia contra las mujeres era un "delito privado", contra el que no se podía actuar si no existía denuncia previa. "Hoy a las mujeres se les ofrecen salidas esperanzadoras, en muchas ocasiones, gracias a la ayuda, asistencia y protección ofrecida por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", agregó Valcarce.

La delegada destacó que el Gobierno central se ha propuesto como prioridad política erradicar de la sociedad la violencia contra las mujeres y las fragrantes situaciones de desigualdad. "Para eliminar de manera efectiva estas desigualdades es necesario que todos realicemos esfuerzos encaminados a visibilizar los malos tratos, ya sean físicos, psicológicos, sexuales o de cualquier otra naturaleza", apuntó.

Con los cursos de instructoras de defensa personal femenina, impartidos por mujeres policías, la delegada del Gobierno en Madrid destacó que las víctimas de violencia de género sean instruidas para alcanzar una autoprotección más efectiva, "no con la idea de devolver violencia ante la violencia machista, sino para defender sus vidas ante una agresión de cualquier tipo".

En este sentido, resaltó el "esfuerzo" que está realizando la Policía Nacional para aportar nuevas formas de afrontar la violencia de género, al tiempo que recordó que fue el primero Cuerpo pionero en crear en España los primeros Servicios de Atención a la Mujer (SAM), "que han sido y son modelo de la defensa a ultranza de los derechos de las mujeres maltratadas". La Delegación del Gobierno también ha formado parte del profesorado a través de la Jefa de la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer.

DE MUJERES PARA MUJERES

Una de las participantes en el curso, la inspectora del Servicio de Atención a la Familia de la Policía Nacional en Palma de Mallorca, Eva Corrales, señaló que este curso se realiza por segundo año consecutivo con el objetivo de que las mujeres adquieran técnicas de autoprotección y preparación psicológica ante el maltrato.

"No pretendemos que la mujer salga como una especialista, pero sí se le pueden dar algunas pautas y técnicas base. Ya hemos formado a alumnos y han aprendido ciertos objetivos", indicó.

Por su parte, la inspectora del Servicio de Atención a la Familia de Canarias, Lucía Navarro, destacó que el curso suele gustar tanto a las agentes profesoras como a las alumnas "porque les sube la autoestima". "Es un curso de mujeres para mujeres. Nosotras llegamos más a otra mujer y comprendemos mejor el tema de la violencia de género", apuntó.

Las clases las pueden cursar tanto mujeres que ya han sido víctimas de violencia doméstica, las amenazadas o cualquier otra que quiera aprender técnicas de autoprotección.