El número de presos condenados por maltratar a su pareja asciende a 6.790, un 70 por ciento más que hace un año

El número de presos condenados por maltratar a su pareja asciende a 6.790, un 70 por ciento más que hace un año

El número de presos condenados por maltratar a su pareja asciende a 6.790, un 70 por ciento más que hace un año

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Un total de 6.790 hombres estaban recluidos en prisión el pasado 1 de enero después de haber sido condenados por delitos relacionados con la violencia de género, según datos oficiales del Ministerio del Interior, a los que ha tenido acceso Europa Press, lo que supone un aumento de alrededor del 70 por ciento con respecto a las cifras que Instituciones Penitenciarias manejaba un año antes.

Según estos datos, los casi 7.000 hombres que estaban en prisión a principios de 2009 por haber maltratado a su pareja o ex pareja sentimental representaban en torno al 9 por ciento de la población reclusa.

Un año antes, a principios de enero de 2008, fuentes penitenciarias aseguraban que en las cárceles españolas había algo más de 4.000 internos condenados por violencia de género, los cuales representaban el 6 por ciento del número total de presos.

Por otra parte, las cifras del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, hechos públicos esta semana, muestran que 95.284 hombres han sido condenados por malos tratos en los tres años y medio de aplicación de la Ley contra la Violencia de Género.

El estudio, que abarca desde julio de 2005 hasta el 31 de diciembre de 2008, pone de relieve que en este tiempo los jueces han dictado 140.705 sentencias, de las el 68 por ciento eran condenatorias (95.284) y el 32 por ciento absolutorias (45.421).

REHABILITACIÓN DE LOS MALTRATADORES

Sobre la rehabilitación de los maltratadores, los datos de Instituciones Penitenciarias indican que 965 presos han participado entre 2005 y 2008 en los programas de tratamiento de violencia de género impartidos en las propias cárceles.

El Gobierno hace una valoración "positiva" de estos programas porque se han ido implantando progresivamente en los centros penitenciarios y por los buenos resultados que se observan entre sus participantes, aunque precisan que "para una valoración más adecuada en términos de incidencia delictiva es necesario un mayor margen temporal de observación".

Además, la secretaría general de Instituciones Penitenciarias ha manifestado su voluntad de que estos programas de rehabilitación "se encuentren implantados de forma estable en el mayor número de centros penitenciarios posible".