El teléfono 012 Mujer de la Comunidad atendió 674 consultas de víctimas de malos tratos entre enero y abril

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El servicio de atención a las víctimas de la violencia de género 012 Mujer, que ofrece a las víctimas de malos tratos información sobre todos los recursos que presta la Comunidad en esta materia, ha atendido en lo que va de año un total de 674 consultas de mujeres.

Según informó hoy el Gobierno regional, estas 674 consultas realizadas en el primer cuatrimestre de 2009 han dado lugar a un total de 1.454 actuaciones. Así, los profesionales del servicio prestaron apoyo psicológico a 460 mujeres, mientras que otras 356 fueron derivadas a los servicios jurídicos.

Además, 612 consultas fueron orientadas hacia servicios psicosociales especializados y otras 26 a distintos recursos sanitarios.

Desde su puesta en marcha en enero de 2006, el 012 Mujer ha atendido 16.514 llamadas que han dado lugar a casi 30.000 actuaciones de asesoramiento, apoyo psicológico y derivación a los distintos recursos que la Comunidad de Madrid pone a disposición tanto de las mujeres que sufren violencia de género como de los hijos o personas que estén a su cargo.

El 012 Mujer funciona de lunes a domingo y está atendido por nueve psicólogas especializadas que pueden atender las llamadas en inglés, francés y rumano, además del castellano, para prestar una mejor atención a la población inmigrante. El protocolo de actuación incluye la escucha y el apoyo psicológico en situación de crisis emocional.

Cuando las profesionales ya conocen las necesidades y peticiones de sus interlocutoras, las derivan a los recursos más adecuados para responder de forma efectiva a cada situación personal. En los casos en los que la integridad física de la víctima esté en peligro, la llamada se deriva directamente al 112.

De las más de 16.500 llamadas que este servicio ha recibido en estos más de tres años de funcionamiento, el 72 por ciento fueron realizadas por la propia víctima y el 12 por ciento por familiares, mientras que en un 7 por ciento de los casos el interlocutor pertenecía al entorno social o laboral de la víctima.

El perfil social de las usuarias corresponde al de una mujer de nacionalidad española (en el 57 por ciento de los casos, seguida de un 1 por ciento de mujeres procedentes de países sudamericanos) de entre 25 y 44 años de edad (43 por ciento). Además, el 3 por ciento de las llamadas se refieren a mujeres menores de 20 años.