Juez decreta el ingreso en prisión del hombre que mató a su mujer en Albox

Los allegados y familiares de la víctima despiden a María C.G. en el cementerio de la localidad almeriense

ALMERÍA, 22 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Instrucción número 2 de Huércal-Overa (Almería) decretó hoy el ingreso en prisión de Francisco Agustín G.T., de 49 años, como presunto autor de la muerte a puñaladas de su esposa, María C.G., de 42 años, en el domicilio conyugal situado en la localidad almeriense de Albox.

Fuentes del caso indicaron a Europa Press que el autor de los hechos llegó a los juzgados huercalenses a primera hora de la mañana para prestar su declaración sobre el siniestro, del cual ya se había proclamado autor confeso ante sus familiares en el momento en el que se produjo el asesinato.

Durante las próximas horas, el acusado ingresará en las dependencias de la institución penitenciaria de El Acebuche (Almería) donde el hombre, quien se dedicaba al transporte internacional de mercancías, permanecerá hasta la espera de juicio.

Por otra parte, a las 11,00 horas de hoy se celebró el funeral de María C.G., la mujer que murió debido a las puñaladas que le propició su marido durante el pasado miércoles poco después de las 14,45 horas en el domicilio de ambos situado en el número 18 de la avenida de Lepanto de Albox.

La misa, a la que asistieron familiares y amigos de la víctima en un ambiente íntimo, fue celebrada en la parroquia de La Concepción de la Loma de Albox, según informaron a Europa Press fuentes policiales. Hasta el lugar se desplazaron unos pocos vecinos para mostrar una vez más su apoyo a los allegados de la víctima así como a sus dos hijas, de 13 y 20 años.

La mujer, que residía en la localidad almeriense desde hacía cinco años con su familia, se dedicaba a prestar servicio de ayuda a domicilio para la dependencia en Albox, motivo por el que mantenía un trato cercano con el personal de Ayuntamiento albojense, especialmente con el Área de Igualdad y Bienestar Social.

Fuentes de la Comandancia señalaron que no existían denuncias anteriores sobre la pareja que advirtieran malos tratos aunque, por otra parte, si hicieron constar que el matrimonio había comenzado sus trámites de separación.